Entradas

somos reino

Imagen
España es un reino desde tiempo inmemorial, salvo cortos periodos de tiempo en nuestra historia de los que mejor no acordarse.


Los reyes son reyes por derechos históricos. España es lo que es porque un reino fue fortalecido por el siguiente, y así sucesivamente, de generación en generación, hasta nuestros días. La Monarquía española forma parte de nuestra piel, de nuestro carácter y de nuestra seña de identidad como Nación. La mayor parte de las instituciones y acciones de las que los españoles nos sentimos orgullosos se realizaron durante un reinado con el impulso y el empeño del rey o la reina de ese momento: por ejemplo, el uso público del Paseo del Retiro de Madrid (Carlos III), el Museo del Prado, cuyo origen eran las Colecciones Reales (Fernando VII), el Congreso de los Diputados (Isabel II), la entrada en el Mercado Común Europeo (Juan Carlos I), …

Hay hechos memorables en los que un rey español fue protagonista, algunos poco conocidos como el por qué al rey Alfonso XIII le propus…

Royal Clipper

Imagen
En el horizonte un velero de altos mástiles, uno de esos que ya casi sólo se ven en la películas ó en los encuentros náuticos internacionales de los tall ships. De madera, con aparejo clásico pero adaptado con las nuevas tecnologías a las necesidades actuales del siglo XXI. Es el velero Royal Clipper, de cinco mástiles.

Inspirado en el Preussen, velero del siglo XIX. Este fue un windjammer alemán de acero, único carguero del mundo de cinco mástiles aparejados en cruz con seis velas en cada mástil. Construido para el transporte de salitre entre Chile y Alemania. Su botadura fue el 7 de mayo de 1902, bautizado con el nombre de Preuben, en honor al antiguo reino de Prusia. Su viaje inaugural fue el 31 de julio de 1902 rumbo a Chile, 64 días entre Lizard Point e Iquique. Su Capitán, Boye Richar Petersen. Era un barco rápido, marinero, de fácil manejo a pesar de su tamaño y capaz de ceñir con vientos de hasta fuerza 9. Con el viento y el mar adecuados podía alcanzar los 20 nudos. Su mejor s…

muerte en la tarde

Imagen
En la plaza, los toros hay que verlos lo más cerca que se pueda. Cuando se acerca a la barrera el suelo tiembla y tiembla la grada, demostrando ya su bravura. El toro recorre la arena, corretea de tendido a tendido, hasta el primer pase. ¡Olé! es el grito unánime del respetable público.

En el burladero, el mayoral muestra su orgullo de ganadero. Los toreros, sus cuadrillas, los apoderados, observan al toro con respeto. El toro bravo es una raza especial. Es un animal salvaje que se cría para la lidia.
Como escribió Hemingway, en su libro titulado como el título de este artículo, “el torero que es capaz de ejecutar con el toro hazañas extraordinarias, puede llevar al espectador a un intenso grado de emoción”. Ernest Hemingway cuenta en ese libro sus impresiones y su fascinación por la fiesta de los toros, desde la admiración y el respeto, durante sus diversos viajes a España a principios del siglo pasado. No es el único escritor que lo hizo, ni será el último. Las corridas de toros despi…

Bajo el sol

Imagen
“Bajo el sol” es su título. Cada año la creatividad y el talento llenan de colores y de imaginación la plaza del Ayuntamiento de Alicante. Es en ella, centro neurálgico de la ciudad, donde se planta la Hoguera Oficial.



Pedro Espadero es su artista, su constructor y el alma de esta obra efímera que en la noche de San Juan será pasto de llamas de fuego. Entre sus ninots, diversos carteles informan al ciudadano las gracias de Alicante como ciudad mediterránea y festera: la pólvora, la música, la gente, la cultura de un pueblo, inunda calles y barrios de tradiciones y fervor cultural. Alicante como ciudad hospitalaria y por serlo, Alicante ciudad del respeto y de la tolerancia, de la convivencia y de la solidaridad. Alicante ciudad destino de culturas.



“Hoguera” de 20 metros de altura, de seis toneladas de madera y un remate en forma de sol  que tiene unos 15 metros de diámetro. También hay dos contrarremates con dos figuras femeninas situadas a 15 y 22 metros de altura cada una. Tiene uno…

mascletá Hogueras de San Juan en Alicante

Imagen
Un fuerte olor a pólvora, mucho ruido, al aire libre, humo. Es difícil imaginar a quien no lo ha visto y quién no lo ha oído alguna vez el placer de escuchar de cerca una mascletá.



Cuanto más cerca mejor, dentro de los límites de las medidas de seguridad que imponen bomberos y autoridades. Tanto que retumba el suelo con las explosiones, la ropa vibra y nuestros tímpanos reventarían si no tomáramos nuestras precauciones.

Dicen que las mascletás nacieron como un desafió entre amigos, luego entre bandas, después entre barrios, a ver de quién quien era la más ruidosa y la más impresionante. Hoy forma parte de las Hogueras de San Juan de Alicante, y con ellas de otras fiestas populares.



Alrededor de la plaza de los Luceros de Alicante, punto de encuentro de varias avenidas, todas se llenan de gente para escuchar estas explosiones que, desde hace unos años, iluminan con colores al explotar en el cielo.

Desde donde la veas, desde donde la escuches, sea desde el suelo, sea desde terrazas y azotea…

Hay motivo

Imagen
Siempre hay algo que celebrar, y si no lo hubiera habría que inventarlo. Un acontecimiento familiar, laboral o  social, en el que compartir lo mejor de ti mismo con tu entorno más cercano. 



Recientemente he estado en Milán por razones laborales con un grupo de personas. También tuvimos tiempo para el ocio y pudimos disfrutar de la visita a Il Duomo, catedral de bella fábrica, la tercera más grande del mundo después de Roma y Sevilla; el Cenacolo de Leonardo da Vinci, ... Durante la cena de clausura de este viaje  uno de los comensales nos invitó a brindar, preguntando si había motivo .... Todos dijimos que si lo había y brindamos deseándonos lo mejor en la vida. Habíamos pasado unos días inolvidables entre amigos, también entre compañeros en el ámbito comercial. Brindamos con la satisfacción de haber compartido buenas sensaciones durante el viaje; también porque un equipo español, el Real Madrid, había ganado esa noche la Champion League contra el Juventus.
Les pregunté si sabían de don…

Yo también pegué carteles en las elecciones de 1977 en España

Imagen
Yo también pegué carteles en las elecciones generales de 1977 en España. No fue casualidad. Mis padres, Pascual Rosser Marín y Mª José Limiñana Mañes, estaban metidos en política desde mucho tiempo antes de la muerte de Franco. Formaron parte de la Platajunta, agrupación de partidos y simpatizantes políticos a favor de recuperar la democracia en España. Antes de todo esto, mis padres formaron parte del ala progresista de Acción Católica.



Recuerdo como contaba mi padre que junto a José Rovira y mi madre recorrían los pueblos y ciudades de la provincia de Alicante explicando el contenido del Concilio Vaticano II. Tanto hablar de las libertades descritas en dicho Concilio que Barrachina, Obispo de Alicante, prohibió esos encuentros y se terminaron esas charlas que llenaban Iglesias y teatros y que empezaban a abrir los ojos y las mentes de muchos que se habían conformado con la vida que llevaban en la España franquista de los años 60. Mis padres no aceptaron que callaran su voz y siguiero…