viernes, 19 de enero de 2018

el rey Alfonso XIII regresa a España



El rey Alfonso XIII falleció en Roma el 28 de febrero de 1941. En su testamento manifestó su última voluntad, volver a España. Fue su mayor deseo desde que partió al exilio por el puerto de Cartagena el 15 de abril de 1931 para evitar una confrontación social y violenta entre españoles. Dejó escrito que “ruego que si no se pudiera enseguida de morir el darme sepultura en el Panteón del Escorial con mis antecesores en el trono, se haga así tan pronto como sea posible”.  Durante el reinado de D. Juan Carlos I se cumplió esa última voluntad del rey Alfonso XIII.


Don Juan de Borbón. Conde de Barcelona, presidió los actos de exhumación de su padre en Roma el 17 de enero de 1980. Los restos del rey Alfonso XIII fueron despedidos con honores de Jefe de Estado. Posteriormente se trasladaron a España en la fragata Asturias de la Armada Española.



Llegaron a Cartagena los restos mortales del rey Alfonso XIII, ciudad que le vio salir al exilio en 1931, al mismo muelle que le vio partir. Recibido con todos los honores por el pueblo de Cartagena tomó rumbo a San Lorenzo de El Escorial en diversas aeronaves del ejército del Aire, para ser enterrado en el Panteón de Reyes.


La Familia Real, el Gobierno en pleno, el Cuerpo Diplomático, autoridades y miles de españoles esperaban el sábado 19 de enero de 1980 la llegada del féretro en la lonja del Monasterio de El Escorial. Don Juan III solicitó la venia al rey D. Juan Carlos para, después, entregar el féretro al Prior del Monasterio quien certificó que esos eran los restos mortales del rey de España D. Alfonso de Borbón y Habsburgo-Lorena.



En estos actos desde Cartagena participaron los tres ejércitos de tierra, mar y aire. Fue la Guardia Real la que portó los restos mortales del rey Alfonso XIII en la Basílica de El Escorial. El rey Juan Carlos I fue quien presidió el funeral de Estado en una celebración protocolaria de sumo respeto.



Se cumplió así la última voluntad del rey Alfonso XIII y su máximo deseo, volver a España para su descanso definitivo.


Vídeo de estos actos que es historia de España:




la cueva de las Calaveras en Benidoleig






Buscando agua para el riesgo de sus campos sedientos, la encontraron. Y mucho más que eso. No podían imaginar lo que había bajo sus pies.

Por un pequeño orificio en la montaña se accedía a las entrañas de la montaña. Un sendero interior junto a un pequeño riachuelo mantuvo la ilusión de esos agricultores de encontrar un manantial que diera vida a sus campos de cultivo.










El geólogo valenciano Cavanilles (autor de “Observaciones sobre la Historia natural, Geografía, Agricultura, Población, y Frutos del Reino de Valencia”) quiso conocer por sí mismo en 1795 lo que ya había oído hablar sobre esta cueva, que llamaban de las Calaveras porque una expedición por aldeanos del lugar en 1768 había encontrado 12 carabelas, supuestamente porque la crecida de las aguas en su interior los atrapó sin posibilidades de escapatoria: esta cueva tiene un largo pasadizo que termina en un pequeño orificio por donde se accede a un lago de agua.





Durante la expedición de 1795 a esta cueva para conocer su extensión, decidieron averiguar si se trababa de agua acumulada por un manantial y tuvieron la paciencia de hacer ese orificio más grande y vaciar el lago. Descubrieron que era agua acumulada de lluvia. No fue el descubrimiento que creyeron encontrar pero era agua que bien podía aliviar su sed y la de sus campos como así hicieron, aún se usa para el riesgo de bancales y arboledas de los alrededores.









Pero hay más. Encontraron restos prehistóricos y fósiles de la flora y la fauna de hace miles de años descubriendo que esta cueva fue usada para refugio de pobladores desde el Paleolítico.

Como cueva caliza que es también hay estalactitas (desde el techo) y estalagmitas (desde el suelo), destacando la que llaman “la campana”. Aunque son menos de las que a mí me hubiera gustado ver. Con las rocas formando imágenes, gracias a la erosión y al agua, que sólo la imaginación de cada uno coincide en lo que han visto otros antes ó afirma lo que a él le parece.












Es una visita interesante. Siempre lo es entrar en un entorno que tiene miles de años y que lo hicieron su hogar nuestros antepasados más remotos.

La cueva la recorre un camino vestido con vigas de madera de ida y de vuelta. El lago y las galerías inundadas de agua no son visitables, salvo con un permiso especial con indumentaria y medios adecuados. Hoy se entra por una gran apertura (no por el pequeño agujero por donde se descubrió). Un gran espacio nos recibe con suelo pavimentado que fue polvorín durante la Guerra Civil española y después lugar de baile para los vecinos de la zona, hasta que la curiosidad y el turismo le hicieron cambiar su uso.



Está en Benidoleig, en la comarca de la Marina Alta de la provincia de Alicante. 


lunes, 15 de enero de 2018

A propósito de enmienda




Todos los años pasa lo mismo, el final del año que termina viene cargado de nuevos propósitos para el año que se inicia. ¿Por qué será?. Remontémonos a nuestros orígenes para conocer el porqué de las cosas.

Así, en el año 47 a.C. Julio Cesar creó el calendario juliano por lo que el nuevo año comenzaría el 1 de enero. El nombre del mes de enero procede de Jano, Dios romano de las entradas y los comienzos, que tiene dos caras, la que mira hacia atrás, al año viejo, y la que mira hacia adelante, hacia el año nuevo. El 1 de enero se consolidó como primero del año con el calendario gregoriano del papa Gregorio XIII en 1582. Y así se celebra el nuevo año con esta fecha en casi todo el mundo.

La celebración del nuevo año viene de antiguo, era una fiesta pagana que la iglesia Católica primero prohibió y posteriormente consintió al celebrar el 31 de diciembre la Festividad de la Sagrada Familia y el 1 de enero la Fiesta de la Circuncisión de Cristo.

Y con todo esto, con la celebración del año nuevo pasamos página e iniciamos un nuevo año con nuevas ilusiones, nuevas ideas y nuevos propósitos. Cerrar un ciclo e iniciar otro siempre es motivador. Es una manera de saber dónde estamos, qué queremos y emprender nuevos retos aunque, como dice un buen amigo, casi nunca se cumplen.

Los expertos dicen que para cumplir los nuevos propósitos para el nuevo año estos tienen que ser concretos, realizables, realistas, con un plan de acción para realizarlos, con fecha de inicio y de final, implicando a otras personas porque unos y otros se motivaran para cumplirlo, incluso planificar recompensas que motiven para seguir adelante. Y si eliminas un placer tienes que sustituirlo por otro. Eso sí, conseguir tus propósitos sólo dependen de tu autodisciplina y tu fuerza de voluntad.

Por estadística, entre los nuevos propósitos más populares están: hacer deporte, perder peso, ser austero y reducir gastos, ser más organizados, aprender algo nuevo, dejar de fumar, disfrutar más de la vida, …

También ideamos nuevos propósitos dirigidos a los demás, sobre todo a la clase política: que sea menos despilfarradora con el dinero público, que den ejemplo de buen servicio a la sociedad, que respeten a su electorado y al pueblo en general y no busquen notoriedad en beneficio propio con polémicas tan absurdas como la de promover por una diputada de Podemos prohibir los pajes vestidos y pintados de negro de la cabalgata de Reyes Magos de Alcoy porque dice es sinónimo de racismo cuando es para salvaguardar su anonimato ante los niños que reciben los regalos de sus manos y es una tradición mundialmente conocida y reconocida, ó el esperpento de pretender gobernar una Comunidad Autónoma de España desde Bruselas siendo prófugo de la justicia.

Con un propósito ó con otro se pretende mejorar la vida y que esta sea más saludable. Ya lo decía Albert Einstein, “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”.

Si tus propósitos se resisten a que sean cumplidos recuerda, como dijo Henry Ford, que “el fracaso es una gran oportunidad para empezar otra vez con más inteligencia”

Pues eso, pongámonos manos a la obra y a cumplir algunos, ya no digo todos, de tus nuevos propósitos para el 2018. Siempre habrá tiempo de sumar a esa lista propósitos que parecían que se quedaban en el camino y que se incorporan a tus realizaciones con el empeño del primer día. Que así sea.



Este artículo fue publicado con anterioridad en mi columna de opinión del periódico Alicante Press


sábado, 6 de enero de 2018

Felipe VI homenajea al rey Juan Carlos durante la Pascua Militar (2018)



La celebración de hoy de la Pascua Militar en el Palacio Real de Madrid ha sido también un homenaje al rey Juan Carlos. Su hijo, el rey Felipe VI inició su discurso en el Salón del Trono dirigiendo unas palabras a su padre.


“Todos los años nos reunimos para celebrar la Pascua Militar, una tradición que me permite junto a la Reina −y hoy con los Reyes Don Juan Carlos y Doña Sofía, que nos honran con su presencia−, felicitaros y haceros llegar a todos vosotros y a vuestras familias, nuestros mejores deseos para este nuevo año 2018”.

Felipe VI continuó haciendo referencia al rey Juan Carlos I a quien las cámaras de rtve enfocaban en primer plano mostrando una expresión de satisfacción y de afecto.


“Majestad, Recuerdo muy bien mi primera celebración de la Pascua Militar cuando en el año 1986, vistiendo yo el uniforme de Caballero Cadete de la Academia General Militar, Vuestra Majestad me animó a vivir la lealtad, la obediencia, la austeridad, el compañerismo y el amor a España como inspiración fundamental de los actos en mi vida militar.

Y, sin duda, aquellas palabras de Vuestra Majestad, así como la educación recibida en las Academias Militares han sido una parte muy importante de mi formación integral como persona. Porque esos valores que he mencionado son virtudes y sentimientos que presiden la forma de actuar de los militares españoles”.


Felipe VI insistió en su homenaje al manifestar que “permitidme ahora que, como Mando Supremo de las Fuerzas Armadas y en nombre de todos, felicite a nuestro antiguo Capitán General, Su Majestad el Rey Don Juan Carlos, tras cumplir ayer su 80 aniversario. Felicidades Majestad; y gracias, también, por tantos años de servicio leal a España, por tu ejemplo vistiendo con honor el uniforme y siempre velando por la excelencia y el compromiso de nuestras FAS con nuestra Democracia, nuestra libertad y nuestra Seguridad”.



Felipe VI también tuvo palabras a la Reina Sofía diciendo que “aunque sea adelantarme unos cuantos meses, ya que cumplirá esa misma edad este año, felicitamos todos también a la Reina Sofía, que tanto cariño y cercanía ha demostrado siempre hacia la gran familia militar”.


Fue un momento entrañable de complicidad en un acto solemne y castrense donde los gestos, las miradas, y las palabras pronunciadas por el Rey Felipe VI fueron de cariño y de homenaje a los Reyes Don Juan Carlos y Dña Sofía por sus tantos años de servicio a España.


Felipe VI también ha tenido palabras de homenaje a la Constitución española de 1978 que este año cumple 40 años y que fue el gran pacto de convivencia entre todos los españoles, además de hacer balance de las Fuerzas Armadas españolas en este periodo de tiempo.

La Pascua Militar se realiza el 6 de enero. Conmemora la reconquista de la isla de Menorca a los ingleses en 1782 (s. XVIII). 

El rey Carlos III quiso con esta fiesta agradecer al Ejército y la Armada los servicios prestados a España durante su reinado en diversos escenarios en la península ibérica, Europa, África y ultramar.


Carlos III ordenó a los Virreyes, Capitanes, Generales y Gobernadores que en la festividad de los Reyes Magos reuniesen a las guarniciones y presidios y notificasen, en su nombre, a los Jefes y Oficiales de sus Ejércitos su regia felicitación por la Pascua, y las mercedes que se había dignado concederles con ocasión de la fiesta, que en adelante debía de llamarse Pascua Militar.


El Rey Felipe VI en su discurso completo Pascua Militar 
La Pascua MIlitar en imágenes 2018 


Travesía en la goleta Saint Christophe




Desde la playa de Santiago de la Ribera (Murcia), desde uno de sus embarcaderos que se meten en el mar, iniciamos una nueva aventura marina. Nos enrolados en la goleta Saint Christophe por un día. Está fondeada en la bahía esperando a esta nueva tripulación. Desde el chinchorro que nos lleva a la goleta percibimos su elegancia, sus perfiles marineros, su silueta majestuosa que se perfila sobre el horizonte del mar Menor.








Construida a principios del siglo XX, Victor Brix fue su diseñador francés de origen ruso. Diseñó esta goleta en 1934 para la familia Gerardin, diplomáticos de profesión.

Fue botada el 17 de mayo de 1935 en Amsterdam. Tiene 20 metros de eslora total, con una manga de 4,50 m., con un calado de 2,50 m. Con un desplazamiento de unas 40 toneladas. Es de aparejo clásico.




Después de pasar por varios armadores, actualmente está al ciudado de Circulo Vélico, asociación que fomenta la preservación y la práctica de las antiguas técnicas de la navegación a vela. Su armador es Antonio Lorente, que antes lo fue de la goleta Isla Ebusitana de popa española.


Desde el fondeadero de Santiago de la Ribera tomamos rumbo a la isla Grosa en el mar Mayor, en el Mediterráneo. Para ello, tenemos que pasar el puente levadizo que hay junto al puerto deportivo Tomás Maestre. Hay un horario determinado de apertura que se cumple a rajatabla para salir al Mediterráneo ó entrar desde este al mar Menor.


Una vez en el Mediterráneo, la isla Grosa se presenta frente a nosotros. Es pequeña, con tan sólo 17´5 hectáreas. Es un cono volcánico muy escarpado con unos 90 metros de altitud. Al este de esta isla hay un islote llamado El Farallón. Estuvo poblada por una pequeña dotación militar y fue utilizada como lugar de adiestramiento de las unidades especiales de buceadores de combate y de desactivación de explosivos del Centro de Buceo de la Armada. Actualmente está deshabitada. 


En su territorio anidan aves migratorias. Es fácil ver a la gaviota patiamarilla, el paiño europeo, el cormorán moñudo, el halcón peregrino y la gaviota de Audouin. Esta isla está protegida dentro del espacio llamado Islas e Islotes del Litoral Mediterráneo de la Región de Murcia con la categoría de Parque Natural. En esta isla hay la tercera colonia más grande del mundo de la gaviota de Audouin, en riesgo de extinción.


Mientras la rodeamos con la goleta, Antonio nos cuenta que nació en esta isla. Fue hijo del Sargento que guardaba esta isla junto con un escuadrón de soldados. Antonio tiene un recuerdo imborrable de esa época: todas sus actividades eran al aire libre descubriendo la naturaleza que le rodeaba en tierra, en el mar y bajo las aguas.




Aunque nos faltó viento, sobre todo por la tarde, navegar en esta goleta nos dio una extraordinaria sensación de libertad y, al mismo, tiempo, de bienestar y de sosiego. El frío de primeros de diciembre era una mera anécdota en esta travesía. Fue extraordinaria la camaradería entre todos los que formamos parte de su tripulación ese día.


Fondeada de nuevo la goleta en Santiago de la Ribera, regresamos al embarcadero en el chinchorro al caer la noche, como antaño cuando no había puertos y los barcos fondeaban en la bahía. Con una luna enorme que emergía de las aguas. Este fue el broche de oro de esta gran travesía. 

Alquería del Pou



En la Alquería del Pou, en la Huerta de Valencia, aunque menos huerta que cuando sus orígenes porque con la evolución urbanística de la ciudad esta ha avanzado hacia sus bancales a pasos agigantados, por lo que ahora está a unos 500 metros de la Ciudad de las Artes y las Ciencias. La cresta del Ágora de Calatrava parece que está a tiro de piedra, aunque es la perspectiva, no está tan cerca, aunque no está lejos.

Que esté colindante con la ciudad tampoco es un inconveniente. Se valora más su entorno de huerta, cerca de la Albufera.


Y por estar cerca de la Albufera las viandas de esta Alquería tienen su influencia y ha heredado sus costumbres culinarias.

El restaurante está ubicado en una casa de huerta, de planta baja y piso, con tejado a dos aguas. Su interior es acogedor. Las mesas ubicadas aquí y allá en cada salón bajo vigas de madera. La terraza, acristalada, inunda de luminosidad el comedor con la luz de la huerta.


Hoy, nos recomiendan dos arroces caldosos y serán nuestros platos principales. Arroz de pato, al estilo de la Albufera. De sabor distinto a los sabores que estamos acostumbrados, diferente su receta, con verduras, con embutido, agradable al paladar. El otro, Arroz con bogavante, muy sabroso. Ambos, muy buenos. Para dejar un buen recuerdo.


La Alquería del Pou es de los mismos propietarios que la Alqueria del Brosquil   que ya os conté de sus fogones en este blog.

Si quieres saber más de este restaurante, este es el enlace de la Alquería del Pou

Mensaje Navideño no verbal del rey Felipe VI (2017)



El discurso navideño del rey Felipe VI del 2017 ya forma parte de la Historia de España. En un tono sosegado e institucional, con un mensaje valiente y conciliador, es uno de esos discursos que no se deja nada a la improvisación al que nos referiremos a sus palabras y a sus gestos durante mucho tiempo.

La primera imagen que nos mostró el realizador de TVE fue al rey Felipe VI sentado a la misma altura que la cámara, como si estuviese frente a nosotros, para que su mensaje fuese al mismo tiempo directo y cercano. El rey estaba sentado, con las piernas cruzadas, transmitiendo seguridad de sí mismo.

Las cámaras de TVE nos dieron varios planos del monarca durante su discurso en los que pudimos ver al rey reafirmar sus palabras con el gesto de sus manos. Sueltas, con los dedos abiertos, para dar más énfasis de lo que nos estaba diciendo en ese momento, para mostrar la sinceridad de sus palabras.

Cuando destacó “el compromiso de los españoles con la España democrática que juntos hemos construido” mostró sus manos una frente a la otra a modo de abrazo, resaltando unidad y respeto.

Se refirió a la modernización de España durante la convivencia democrática de los últimos 40 años “y todo ese gran cambio, - dijo - todo ese gran salto sin precedentes en nuestra historia, ha sido posible gracias a una España abierta y solidaria, no encerrada en sí misma; una España que reconoce y respeta nuestras diferencias, nuestra pluralidad y nuestra diversidad, con un espíritu integrador; una España inspirada en una irrenunciable voluntad de concordia”. En este momento la cámara mostró un primer plano del rey, su cara y las banderas de España y de Europa, para dar más solemnidad a sus palabras, para no ver otras cosas en las que nos pudiéramos distraer, para que el rey conectara directamente con el espectador. Con un mensaje claro también dirigido a la comunidad internacional al mostrar una imagen de España totalmente diferente de la que pregonan en Bruselas los independentistas.

Al manifestar que “la España que juntos hemos construido es la historia de un gran triunfo de todos los españoles. Una España a la que no debemos renunciar, que debe ilusionar y motivarnos, y que debemos seguir construyendo, mejorándola, actualizándola, sobre la base sólida de los principios democráticos y los valores cívicos de respeto y de diálogo que fundamentan nuestra convivencia”, parece que animando a la clase política a afrontar las reformas que España necesita, volvió a mover ambas manos al ritmo de sus palabras para reafirmarlas con sus gestos.

El realizador de TVE aún remarcó más el primer plano cuando el rey dijo que “Respetar y preservar los principios y valores de nuestro Estado social y democrático de Derecho es imprescindible para garantizar una convivencia que asegure “la libertad, la igualdad, la justicia y el pluralismo político”, tal y como señala nuestra Constitución”.

Al referirse a Cataluña y al resultado electoral de las últimas elecciones autonómicas el realizador cambió el plano de la imagen mostrando una mayor amplitud del salón de Audiencias del Palacio de la Zarzuela y detrás del rey vimos un Nacimiento con Jesús, María y José; una foto de la familia Real del verano pasado; flores de Navidad; un busto del rey Carlos III, la figura que se entrega en los Premios Princesa de Girona; y la de los Premios Princesa de Asturias; un libro sobre “Camino de Santiago inolvidable” y otro del catálogo de la exposición “Tesoros de los Palacios Reales de España. Una historia compartida”. En las paredes más cercanas dos cuadros: “Vista de la Concha de San Sebastián” de Luís Paret y Alcázar (1788) y “Baile Campestre” de Michel Ange Houasse (s. XVIII). El rey expresó con seguridad que “el camino no puede llevar de nuevo al enfrentamiento o a la exclusión”, añadiendo que ha de ser “Un camino que, en cambio, sí debe conducir a que la convivencia en el seno de la sociedad catalana –tan diversa y plural como es– recupere la serenidad, la estabilidad y el respeto mutuo; de manera que las ideas no distancien ni separen a las familias y a los amigos”. Los gestos de la cara delatan nuestros sentimientos, la mayoría de las veces de forma inconsciente. Así ocurrió con el rey cuando continuó su discurso diciendo - con admiración, remarcándolo con el movimiento de las cejas - que el camino “debe conducir también a que renazca la confianza, el prestigio y la mejor imagen de Cataluña; y a que se afirmen los valores que la han caracterizado siempre en su propia personalidad y le han dado los mejores momentos de su historia: su capacidad de liderazgo y de esfuerzo, su espíritu creativo y vocación de apertura, su voluntad de compromiso, y su sentido de la responsabilidad”.
Al finalizar su discurso, se refirió al 2018 y nuestra capacidad para “seguir construyendo nuestro país, porque la historia no se detiene. Y no hemos llegado hasta aquí para temer al futuro sino para crearlo”. Al mostrar sus manos abiertas, al cerrar los puños, al abrazar sus palabras, resaltó su mensaje con más énfasis, con más firmeza, invitando al espectador a compartir con el rey su convencimiento de un mejor año nuevo, así como de los venideros.
Fue un memorable discurso donde destacaron las palabras: España, concordia, democracia, convivencia e historia.

Este artículo ha sido publicado con anterioridad en ,i columna de opinión del periódico Alicante Press.

el rey Alfonso XIII regresa a España

El rey Alfonso XIII falleció en Roma el 28 de febrero de 1941. En su testamento manifestó su última voluntad, volver a España. Fue su ...

entradas populares