Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2009

hoy más que nunca, … amarillo, naranja, dorado.

Imagen
Después de varios preparativos, un grupo de amigos decidimos salir al campo y hacer una comida al aire libre. Después de convencer a los más reacios. Después de alabar lo bueno del contacto directo con la naturaleza, del disfrute de los niños, y de los no tan niños, bajo los árboles, sorteando bancales, corriendo caminos,  … Después de todo esto, la borrasca que entró por Galicia y parecía que pasaba de largo por nuestra provincia (de Alicante) ha encapotado los cielos. Y no es que no me guste la lluvia, que me encanta. Pero lo que pudo ser una comida campestre se ha truncado este mediodía en un fuerte aguacero. Además, el frío. Gotas de agua que nos helaban las manos. Si no fuese por los niños pequeños, tampoco hubiera sido tan grave. Particularmente, me gusta el campo cuando llueve. La tierra mojada, el olor que se escapa de sus entrañas, la luz gris y misteriosa, el ruido de las gotas al golpear el impermeable, … Aunque a veces viene bien el dicho de “no hay mal que por bien no ven…

por el Barranco del Infierno: Fleix-Presa de Isbert-Fleix

Imagen
Una vez más la Asociación de Caminantes de Aigues nos ha organizado (por el 22 de noviembre) una interesante ruta senderista por el Barranco del Infierno. Por el PR-CV 147. Muchas veces he oído en el camino que cualquier senderista que se precie tiene que ir al menos una vez en la vida al Barranco del Infierno. En la Comarca de la Marina Alta, en el norte de la provincia de Alicante (España). A este barranco y a sus siete mil escalones se le denomina la “Catedral del Senderismo”. Escalones, de subida y de bajada, en zigzag. Fueron construidos por los moriscos. Peinaron la ladera del barranco en terrazas para cultivarlas con olivos, con algarrobos. Y para trabajarlas construyeron miles de escalones de roca por donde subían y bajaban, andando ó con asnos, cargados con aperos de labranza, con los frutos del arbolado. Hoy esos escalones son pulidos por multitud de botas que los pisan, por miradas de admiración a esta gran obra. Estos escalones forman parte de una de las rutas senderistas …