lunes, 27 de diciembre de 2010

conversaciones con Papá Noel en Rovaniemi


Estos días Papá Noel (también llamado Santa Claus) ha estado muy ocupado, como lo estarán muy pronto los Reyes Magos. Tuve ocasión de conocer al propio Papa Noel en su casa de Rovaniemi, en el Santa Claus Village, en Laponia (Finlandia). Con un frío tremendo para una persona friolera como yo y acostumbrada a los inviernos suaves de mi Alicante natal (España). Papá Noel aún descansaba de su ajetreado periplo por el mundo repartiendo sonrisas, muchos juguetes con los que niños y niñas disfrutan durante las vacaciones navideñas y su tiempo libre.

Antes de visitarlo me di unas vueltas por los alrededores de Rovaniemi. Por bosques nevados, por ríos y lagos helados. En moto de nieve, a lo James Bond. Por caminos vestidos de blanco, por senderos resbaladizos, por bajadas que parecían toboganes, por cuestas poniendo a prueba la moto. Una experiencia nueva. Guiados por Paul, un experto motorista oriundo de esta tierra, amante de este rincón del mundo tan cercano del Círculo Polar Ártico. Entre idas y venidas nos llevó a tomar un café muy caliente en una cabaña de madera a modo de cafetería. En la puerta, un trineo. Muy cerca los perros, huskies,  para tirar de él. Otra forma de vida. Nos cruzamos con vecinos de esta localidad haciendo esquí de fondo.
La casa de Papa Noel es de madera, hecha de gruesos troncos, como las otras que la rodean. Como en un cuento, pero aquí son reales. Con su Oficina Postal, donde recibe tantas cartas con muchos deseos de los más pequeños para transformarlos en juguetes.

Nos recibió en un acogedor salón, con coloridas telas en las paredes donde predomina el color rojo. Sentado en un amplio sillón, en un ambiente cálido y confortable. Hablamos de muchas cosas: de la situación económica, de las relaciones entre los pueblos, de la rapidez de la comunicación a través de internet y, sobre todo, de los niños, de los adolescentes. De su insatisfacción. Porque hace unos años un niño se conformaba con un regalo sencillo, una caja de lápices para colorear. Ahora esa caja de lápices ha de ser, como mínimo, un video juego.  Sino, no está contento. Hace unos años bastaba un regalo. Ahora no es suficiente. Y él, como los padres, que tiene que contentar a todos, se le complica el trabajo. Hay tanta oferta, tanta información. Los niños lo ven todo tan fácil, tan al alcance de la mano, ....
Pero por una sonrisa de un niño, de una niña, lo damos todo. Y no me refiero sólo a algo material. El afecto, el cariño, el amor, es lo importante. Y en estos días navideños, que siempre despiertan cierta melancolía, estos valores se acentúan. Son nuestro mejor regalo para todos los días del año.

domingo, 26 de diciembre de 2010

cien años de la Venta Benifato (Alicante)


Hace cien años se tenía que hacer un largo recorrido para que las mercancías de la montaña alicantina llegaran a la costa, para buscar remedios médicos, para el intercambio cultural. Era necesario, imprescindible, la ayuda del animal para desplazarse. En lomos de burro, asno ó caballo. En carreta, en tartana, calesas, diligencias, carros arrastrados por caballos. Por caminos de tierra, con fuertes desniveles, por pronunciadas curvas, por el borde de precipicios. Soportando las inclemencias del tiempo, ya fuese el calor ó el frío, bajo la lluvia ó las nevadas del invierno. Una verdadera aventura.


Es en 1910 cuando Miguel Frasés Bardisa y su esposa, Josefa Frasés Mora, se deciden poner en marcha un sueño. Construir una Venta a las afueras de Benifato, junto al camino que baja al mar ó sube a los pueblos más altos de las montañas, según se mire, para dar descanso y comida a aquellos viajeros, y sus caballerías,  que recorrían en varios días lo que hoy hacemos en una horas en coche. Mujeres y hombres descansaban, se alimentaban y se hacían el ánimo de seguir camino, mientras los animales hacían lo propio en los establos de la parte trasera de la Venta. Por estos muros han pasado las sensaciones de varias generaciones, sus proyectos, sus desvelos, sus alegrías, sus penas, sus necesidades de superación. Forjándose un carácter y una personalidad emprendedora propia de estos pueblos de la montaña.



Pero los tiempos cambian. Estos caminos dejaron de serlo. Asfaltaron su lienzo de tierra y ya no lo recorrían animales de monta ó arrastrando carros, sino vehículos a motor.  En 1974 lo que fue Venta se convirtió en Restaurante, aunque conservó el mismo nombre. Cambió su denominación, pero no su cocina, ni la manera de mimar sus recetas con productos del campo elaborados por ellos mismos, ni el trato familiar que, desde siempre, caracterizan a los miembros de esta casa.


Han mantenido la Venta como lo estaba entonces, conservando también la tradición centenaria de sus antepasados y sus platos más típicos, como la olleta de blat, probablemente la mejor olleta del Valle Guadalest. Hoy son los bisnietos de Miguel y de Josefa, la cuarta generación de esta familia, los que continúan con lo que fue un sueño de sus mayores que aún perdura gracias a su buen hacer. Tanto que mi familia y yo nos sentimos como en casa cuando nos acogen estos muros, nos dejamos guiar por Oscar, su dueño, para alimentarnos, para dejar correr nuestra imaginación entre estas recetas, por tanto vivido bajo estas vigas de madera. Y hay más, mucho más, que tendrás que disfruta por ti mismo, amig@ lector.
 
Si te interesa, este es su teléfono y localización: Restaurante La Venta de Benifato, teléfono 965885226

jueves, 23 de diciembre de 2010

Feliz Navidad 2010



¡¡¡Deseo que tengáis unas excelentes Navidades!!!

inundaciones en Montería (Departamento de Córdoba. Colombia)

 

472px-Municipalitiesofcordobadepartment[1] 

“Tanta agua no puede ser buena. Tanta lluvia solo va a producir daño”. Los pronósticos de Antonio, abuelo de José Manuel se cumplieron. Estuvo toda la noche mirando por la ventana. Observando, vigilando, temeroso que se produjera una tragedia, que le despertaran a plena noche para salir huyendo con lo puesto. Ya le había pasado antes, ya lo había sufrido y no quería que se repitiese. Antonio pasó la noche en vela, no se dio cuenta del paso de las horas, casi no fue consciente de cuando anocheció y cuando empezó a amanecer. Pero lo que sí sintió, como un golpe en su propia inteligencia, fue la rotura del dique del Canal. La tierra tembló mientras el dique cedía ante la fuerza del rio Magdalena, en el Departamento del Atlántico (en la zona de la Costa Caribe). Esta vez fueron las intensas lluvias y el río Sinú los protagonistas de sus desvelos. Entonces como ahora, sus gritos alertaron a sus familiares antes que el agua lo inundara todo, antes que desbordara los escalones del porche, antes que devorase caminos y caseríos, antes que sepultara casas enteras.

viewer[2] viewer[3] Cali

Salvaron la vida andando, a duras penas, con el agua por la cintura. Los niños, en barca. Algunos muebles, en balsas improvisadas. Los mas pequeños escaparon en brazos de los militares que el gobierno mandó en su auxilio. Aquellos niños que horas antes reían a carcajadas, durante la evacuación lloraban desconsolados. Sus hermanos mayores, sus padres, sus abuelos, miraban hacia atrás seguramente pensando que nunca volverían a lo que había sido su casa en los últimos años. Nunca volverían a lo que dejaban atrás, a los momentos vividos. Abandonaron casas devoradas por las aguas, sobresaliendo sólo los tejados. Algunas, algunos, salvaron lo que pudieron, lo que les dio tiempo.

images[5] images[4] viewer[11]

viewer[4] viewerCARCWIJG viewerCAI8D8QI

viewer[5] 

Son tus palabras, gritos de auxilio. Son tus expresiones, llamadas de atención. Es tu mensaje, un canto de Esperanza. Sí, Johana, no sabíamos el uno del otro hasta que la inundación en la periferia de Montería, tu ciudad, nos puso en contacto. A través de facebook, desde tan lejos. Por medio de esta red social me has contado las desgracias de tu pueblo, el drama de tantas personas, la quiebra de la economía local, y tu preocupación porque la inundación sigue aumentando ante la angustia de todos los vecinos de tu ciudad.

Porque Johana se comunicó conmigo como Presidente rotario de su Club, solicitando la solidaridad rotaria de los socios de mi Club y del mío propio. Ella desde su Rotary Club Montería Sinú (Colombia). Yo desde el Rotary Club Alicante Puerto (España). Diciéndome que “Los socios del Club Rotario Montería Sinú, hacemos un llamado especial para que nos apoyen en nuestra campaña "Da refugio a quien lo ha perdido todo en esta Navidad”.  Colombia se encuentra pasando por uno de los mayores desastres naturales de los últimos 25 años, las lluvias han ocasionado el desbordamiento de muchos ríos, inundaciones y derrumbes. Como rotarios no podemos ser indiferentes a esta tragedia, por ello nuestro club se ha propuesto tratar de aliviar de alguna manera, las necesidades más inmediatas de muchas de estas familias (con énfasis en la población infantil). Les pedimos que nos ayuden enviando este mensaje a sus amigos, familiares, compañeros de club para que colaboren con lo que puedan (sábanas, colchones, ropa vieja, utensilios de cocina, tanques para almacenar agua, alimentos no perecederos).

Somos conscientes del poder que tiene esta organización, el poder de muchos para lograr grandes sueños y de la responsabilidad que como rotarios tenemos con nuestra comunidad, no podemos ser indiferentes ante un desastre de tales magnitudes, que a la fecha deja ya más de 2 millones de damnificados.... El día de hoy estaremos en un centro comercial de la ciudad, con nuestra campaña para recaudar alimentos no perecederos y artículos de primera necesidad con el fin de hacerlos llegar a las personas más necesitadas y mitigar en parte el dolor por el que esta pasando nuestra gente. Si desea contactarnos para cualquier duda, inquietud o sugerencia lo puede hacer a través de los siguientes datos de contacto: Teléfono: 57+4+7913754 Móvil: 57+ 300 303 2929 email: rcmonteriasinu@yahoo.com  , Johana Ospina Buelvas Presidente 2010-2011 CR Montería Sinú, COLOMBIA”.

Me cuentas que ya os habéis puesto a trabajar, que estáis recabando fondos, recogiendo alimentos en centros comerciales con la donación voluntaria de muchos vecinos de tu ciudad. Habéis coincidido con sus miradas, tan preocupadas como las vuestras. Con sensaciones tan parecidas. Habéis compartido mensajes para un futuro mejor, tan necesarios en estos momentos. Es digno de admiración ver cómo os ha movilizado tan deprisa las desgracias ajenas con vuestro ánimo de resolverles problemas, cómo os ha motivado tanto apoyar a los más desfavorecidos, a los que lo han perdido todo, a tantos damnificados.

jornada%20recolección%20de%20alimentos[1] 

Tus preocupaciones las has hecho nuestras. Tus necesidades, nuestro reto. Todo al servicio de la comunidad y de los más desfavorecidos.

Fotos cedidas por socios rotarios del RC Montería Sinú.

Contado de otra manera en mi otro blog: http://lacomunidad.elpais.com/azul-de-metileno/2010/12/20/da-refugio-quien-ha-perdido-todo-esta-navidad

Para saber más sobre el Departamento de Córdoba (Colombia), visita:  http://www.cordoba.gov.co/

Sobre Montería:  http://www.monteria-cordoba.gov.co/index.shtml

domingo, 12 de diciembre de 2010

Mira (Cuenca)

 

En la  Serranía Baja de Cuenca, Mira, un pueblecito del Valle del Río Cabriel. En la ladera de un monte por donde se apiñan las casas bajo la protección de un cerro sobre el que antaño hubo un castillo.

P1200652

Callejeando, nos recibe una mole, un edificio de piedra que se apoya en una alta torre con campanario. Es la iglesia de la Asunción (siglo XVI-XVIII). Sus piedras lo fueron de la fortaleza. Callejones estrechos, empinados, tranquilos. Muchas casas construidas de una forma particular, con una arquitectura popular local. Vestidas de blanco, con franjas negras pintadas en las vigas, en las ventanas, en los frontales. Como la casa de Antón Martín. seguidor de San Juan de Dios, digna representante de estas construcciones.

P1210107 P1210110 P1210113

P1210114 P1210116 P1210198 P1210117

P1210147 P1210145 P1210146

P1210159 P1210164 P1210167

P1210168 P1210176 P1210178

Ventanas estrechas, balcones con plantas de hojas rojas, flores de Navidad, de esas fiestas entrañables, tan cercanas. Calles solitarias, quizá por el frío. Banderas de Francia, EEUU, Reino Unido, Alemania, España, Castilla, adornan fachadas y farolas. Son las fiestas las que dan vida a estos pequeños pueblos, las que despiertan las sensaciones, las que bailan las inquietudes del devenir cotidiano. Una bella plaza. La de la Villa, cuyo edificio principal es el Ayuntamiento, del siglo XVII. Soportales con curiosas columnas y la arquitectura propia de esta población, con esa fantasía particular que destaca en puertas, ventanas, vigas y balcones de madera. Un buen lugar este para reposar los sinsabores de la vida mientras escuchas el goteo del chorro de agua de la fuente que domina el centro de la plaza. Sobran los coches, aunque estén aparcados y callados. Las banderas cuelgan de sus mástiles tan quietas como pueden. Sólo oímos el sonido del piar de un gorrión. Hasta nuestros hijos respetan esta tranquilidad sobrecogedora.

P1210120

P1210124 P1210130 P1210132

Unos niños juegan y corretean alrededor del río Mira, sorteando la suerte y evitando un chapuzón en el helado río. Pequeñas presas, arqueados puentes, cruzan las tranquilas aguas. Una zona recreativa con juegos para niños, para distraerse, para disfrutar, para que los padres vean corretear a sus hijos pequeños mientras hablan entre ellos de sus cosas. Junto a altos árboles, que aún soportan sus hojas, son testigos de esta vida dura en el campo y tranquila a sus pies.

P1210210

Entramos en un bar sin pretensiones. Nos ha llamado la atención por el aroma de sus recetas. Tapeamos. Patatas con bacalao,  morteruelo, mojes, gazpacho, potaje. Un vino de fuerte sabor para mojarme los labios, que hay que conducir. Cerca, el límite con la provincia de Valencia, camino de mi querida tierra natal de Alicante.

Ricardo Regalado Pareja: te recordaremos siempre

 

La esperanza es lo último que se pierde, pero el viernes se me rompió en mil pedazos, como un cristal al golpearse contra el suelo, cuando me enteré que Ricardo Regalado Pareja se ha ido para siempre después de una larga enfermedad. Pero no se han marchado con él sus recuerdos. Su ilusión, su entusiasmo, su cariño por la familia, por sus amigos. Su profesionalidad, sus buenas maneras, su dedicación. Su tesón, su fuerza, su lucha de los últimos meses. No se han marchado con él. Permanece y permanecerá siempre entre nosotros.

2010-12-18_IMG_2010-12-11_01.16.48__S1001.jpg[1]

Estudió Medicina por vocación, destacando en los estudios. Licenciado en Medicina en 1989 en la Universidad de Alicante con Premio Extraordinario Fin de Carrera. Especialista en Urología. Ejerció su profesión en la Fundación Puigvert  en Barcelona, en el equipo de Urología del Hospital Clínico San Juan, como Jefe del Servicio de Urología en el Hospital San Jaime de Torrevieja, así como Director del Instituto Mediterráneo de Urología en Alicante. Con esta dedicación profesional aún tuvo tiempo para dedicarlo en favor de los más desfavorecidos, colaborando activamente con la Fundación Vicente Ferrer.

En la homilía, durante el funeral, el Jesuita Pedro Vera nos ha manifestado que en estos duros momentos hay dos palabras que nos reconfortan. Gratitud y Consuelo. Gratitud de haber disfrutado la vida cerca de Ricardo. Consuelo por compartir estos duros momentos con familiares, amigos, conocidos. Consuelo para los que tienen fe porque Ricardo se habrá encontrado ya con Dios. Consuelo porque Dios “enjuagará las lágrimas del mundo”, como manifiesta Isaías, y enjuaga también las nuestras.

41670_1377967200_3559_n[1]

Pero es inevitable que se produzcan muchas preguntas, se manifiesten muchos por qué. Ricardo ha partido con 45 años, entusiasmado con su profesión y los nuevos adelantos. Ilusionado con su recuperación, ha luchado conscientemente hasta el final. En los últimos días era él el que animaba con sus gestos, con sus palabras, a sus familiares y amigos. Su hermano Rafa, entre ellos, cariñoso, vigilante, cercano, aferrándose a una posibilidad y a la vida que se le escapaba a su hermano Ricardo por momentos, como volvía a la esperanza para ilusionarse juntos.

Como nos ha dicho emocionado Ricardo Regalado, padre, con palabras entrecortadas al final del funeral, Ricardo te recordaremos siempre.

viernes, 10 de diciembre de 2010

mi otro blog: para todos los públicos: “nuestro mejor regalo navideño”

 

Con mi inquietud de narrar sensaciones me he complicado un poco más la vida y, aunque parezca curioso, me agrada haberlo hecho. Que me dediques tu tiempo para leer mis narraciones es una gran satisfacción y una oportunidad para seguir creando palabras que se unen y se divierten para contar historias, novedades, realidades. Y por esto, he creado otro blog, cajón de sastre de todo y para todo, para lo que exceda al temario de este blog.

La dirección de este nuevo blog es: http://lacomunidad.elpais.com/azul-de-metileno , ya enlazado en Mi lista de Blogs.

Reproduzco aquí el artículo que hoy he publicado en ese nuevo blog. Dice así:

nuestro mejor regalo navideño

Mirábamos los dos el mismo escaparate, donde resaltaban los colores vivos, llamativos, impactantes. Los juguetes se amontonaban unos sobre otros, estratégicamente colocados. El niño nunca antes había visto tantos juguetes juntos. Sus ojos saltaban de su retina, su mirada se escapaba de su cara. Si no fuera por el cristal que los separaba, el niño se habría lanzado sobre ellos. Imagino cómo su imaginación estaría corriendo por su mente, cómo su corazón palpitaba a la velocidad de la luz. Su expresión era un poema.

Cogía la mano derecha de un hombre vestido de negro, con alzacuellos. Tiraba de ella con una mueca ilusionada y, al mismo tiempo, confusa. ¡Quería entrar en la tienda y llevárselos todos!. ¿Por que mis regalos de Reyes Magos son tan escasos cada 6 de enero, tan mal me he portado durante el año?. ¿Por que los escaparates están llenos de juguetes y, quizá, solo uno es para mi?. Este niño, Juanito es su nombre, sin pasado al que aferrarse en momentos difíciles, se hace muchas preguntas, lógicas por su edad y por sus circunstancias. Su vida se desarrolla en un orfelinato esperando una oportunidad, una nueva familia, un nuevo futuro. Y, aun así, tiene suerte, porque tiene unos tutores que le quieren y desean lo mejor para el. Pero el sigue con la duda que le obsesiona. ¿Por que no me regalan muchos juguetes en Navidad si las jugueterías están llenas?.

El sacerdote le respondió con una sonrisa y unas palabras cálidas.  “Este año será diferente”. Juanito no sabe que esta novedad es fruto de las donaciones de diversas instituciones y asociaciones benéficas, entre ellas el Rotary Club Alicante Puerto, de la que soy socio. Dibujar una sonrisa en esta carita infantil cuando reciba muchos juguetes el día de Reyes Magos es nuestro mejor regalo navideño.

DIA INTERNACIONAL DE LAS MONTAÑAS

 

viewer[1]

El próximo sábado 11 de diciembre de 2010 se celebra el DÍA INTERNACIONAL DE LAS MONTAÑAS. Esta conmemoración, impulsada por la ONU desde el año 2003, se celebra cada año con un lema diferente en relación con el desarrollo sostenible de las montañas. El lema mundial para este año es “Las minorías y los pueblos indígenas  de las montañas”. Su objetivo es concienciar acerca de los pueblos indígenas y las minorías que viven en entornos montañosos y de la importancia de su patrimonio cultural, sus tradiciones y sus costumbres.


El Día Internacional de las Montañas del presente año constituye una ocasión ideal para reflexionar sobre la importancia de apoyar a las comunidades locales y ayudarlas a fomentar y conservar los conocimientos tradicionales.


Como sabrás, la provincia de Alicante es la segunda provincia más montañosa de España, así desde el Área de  Medio Ambiente de la Diputación de Alicante no querían dejar pasar este evento sin convocar a todos los amantes de nuestras montañas a subir a cualquiera de las cimas de nuestra provincia.

http://www.senderosdealicante.com/ 


Además, desde la Diputación se ha organizado un programa de actividades con ascensiones a 10 cimas. Desde cada una de ellas se leerá un manifiesto conmemorativo y contactaremos con el resto de montañas en red.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Museo Etnográfico Municipal de Biar

 

A unas cuantas personas del pueblo se les ocurrió reunir objetos, prendas, aperos de labranza, fotografías, ... Recuerdos de una vida que ya forman parte de la historia de ellos mismos y de esta localidad. Muchas fueron las aportaciones gratuitas y anónimas de sus vecinos, por lo que se pensó hacer un museo. El Museo Etnográfico Municipal de Biar, en la Comarca del Alto Vinalopó (provincia de Alicante). Para recoger, conservar, investigar, exponer y divulgar sus costumbres, su artesanía, sus gremios y sus empresas, sus fiestas, sus tradiciones.

P1340283 Plaza de la Constitución, fachada de la iglesia de La Asunción (foto tomada desde una ventana del Museo)

El Museo se instala en un inmueble del siglo XIX, situado en la calle Mayor nº 1, muy cerca de la iglesia de La Asunción y del Ayuntamiento. Este edificio fue residencia de la familia Payá Santonja, comercio para minoristas y sede de la Caja de Ahorros del Sureste de España. Después de años de abandono, fue adquirido por el Ayuntamiento de esta población y lo rehabilitó para ser la sede para una exposición permanente para divulgar la historia y el patrimonio cultural. Inaugurado el 6 de junio de 1999 y reconocido en el 2000 como Colección Museográfica Permanente por la Consellería de Cultura.

P1340289 P1340358

fachadas frontal y lateral del Museo

Tiene once salas donde se reflejan los ecos de un pueblo emprendedor.Varias actividades fueron protagonistas, además de las relacionadas con el campo. El recuerdo de sus mayores, que antes fueron niños y se educaron en las escuelas cuyo mobiliario sólo vemos en las películas ó en este museo. Diversas facetas, legado de esta población para las presentes y futuras generaciones.

P1340227 P1340237

Destacan la cultura del agua y su relación necesaria con la agricultura, las labores del campo. La tradición alfarera con una famosa cerámica, desde el siglo XV, especialmente por sus barnices, destacando la cerámica vidriada. Mobiliario, el menaje cotidiano de las casas, el amor por la música y su banda La Unión Musical. Utensilios de  esparto, de almazaras de aceite, de carros y carruajes. Recuerdos de de fábricas de dulces en almíbar, peladillas y turrón, de muñecas de cartón, de muebles, ... Y muchas más cosas que tendrás que descubrir tú mismo, amig@ lector.

P1340213

P1340153 P1340154 P1340155

P1340161 P1340162 P1340165

P1340196 P1340199 P1340200

P1340223 P1340224 P1340225

P1340184 P1340193 P1340195 P1340185

P1340258 P1340259 P1340263

En una de sus salas, hay indumentaria de sus fiestas de Moros y Cristianos. Del bando moro, las comparsas de los Moros Vells, Moros Tariks y Moros Nous. Del bando cristiano: Temples ó Banquets, Romans ó Blavets, Estudiantes y Maseros. Esta fiesta tiene similitudes con otras de poblaciones cercanas, pero también un acto singular. El Ball dels Espies. Un gran lienzo lo representa en en una de las salas. Este baile es una parodia grotesca y burlesca que simboliza la reconquista de la población de Biar, en manos cristianas, por los andalusíes. Tiene lugar el 11 de mayo y consta de dos actos. En el primero de ellos, els espies, acompañados por la Mahoma, figura que representa al fundador del Islam, realizan los preparativos para la conquista de Biar: la medició y l´espionatge. La ocupación por el bando moro del castillo, situado en la Plaça de la Constitució, marca el final de este acto. La celebración del triunfo andalusí, con el Ball dels Espíes y la entronización de la Mahoma en el castillo, da comienzo al comienzo del segundo acto. El baile empieza en la Plaça del Raval y está abierto a la participación de todo el que lo desee, debidamente caracterizado. En cambio, sólo se puede ser Espía por herencia familiar.

P1340172  P1340276 P1340275

P1340176  P1340174

(1) el Cartograf, (2) L´Ajudant de l´Escrivá ó Tinter, (3) l´Escrivá, (4) la Mare de la Mahoma, (5) el Medidor, (6) el portador del Llarga-vistes.

Tantas sensaciones nos despiertan el apetito. Y decidimos comer muy cerca de este museo, tanto que comparten pared medianera. En el Hotel-Restaurante La Façana, en la plaza de la Constitución nº 2. En un marco acogedor donde el techo aún lo soportan vigas de madera y las paredes son de bloques de piedra, algunas enlucidas con colores cálidos. Comemos de tapeo. Costillas al estilo de Biar. Patatas al huevo serrano. Bacalao ajoarriero. Escalibada con anchoa. Barquita de berenjena rellena. Revuelto de morcilla. Rulo de queso de cabra. Nos llevamos un buen sabor de boca. Para volver.

P1340297 P1340300

Y volveremos a este restaurante, también para recorrer las calles de Biar y subir a su imponente castillo. Su entorno boscoso y sus senderos. Sus ermitas. Volveremos para ser testigos de sus fiestas. Para dejarnos llevar por sus hospitalarias gentes.

viñetas de actualidad

La prensa escrita cuenta la realidad con palabras y con fotografías. Pero hay otra forma de contarla a través de las viñetas por las que di...

entradas populares