viernes, 28 de mayo de 2010

última Ciclo Vía dominical hasta octubre

 

cabeceraseccion1[1]

El próximo domingo, 30 de mayo, se cierra la primera temporada del Ciclo Vía, evento dominical que ha tenido una gran aceptación ciudadana. Caminar, correr, ir con patines, en bicicleta, en patinete. Por la fachada marítima de la ciudad de Alicante. En familia, con amigos, con visitantes de otros lugares que aplauden esta iniciativa paseando por la carretera, cerrada al tráfico rodado a motor. Con motivo de la clausura, este domingo se celebra con una edición especial, en la que se sortearán más de 60 regalos y se ofrecerán cientos de obsequios.

fotocuando2[1]

La Concejalía de Medioambiente del Excmo. Ayuntamiento de Alicante, pone a disposición de los que lo soliciten un servicio de préstamo de bicicletas en la Plaza Canalejas. Tienes más información en www.alabici.es


Este Domingo se cierra la Inscripción para la 1ª Carrera Popular Subida al Castillo de Santa Bárbara "Carrera Solidaria", dicha inscripción es gratuita y puede hacerse en Plaza Canalejas de 10 a 12:30 horas.

SUBIDA AL CASTILLO


Además en la Ciclovía puedes encontrar:
- Préstamo de bicicletas adaptadas para personas discapacitadas en la lonja del pescado por gentileza de KINETHIC
- Bebidas isotónicas gratuitas en Plaza Canalejas desde las 11 de la mañana gentileza de EL CORTE INGLÉS
- Taller mecánico en Plaza Canalejas gentileza de CICLOS CAMPUZANO
- Quedada de Nordic Walking con salida en Plaza Canalejas a las 10 horas gentileza de ANE, Asociación de Nordic Walking de la Comunitat Valenciana, entregan de forma gratuita bastones a los 50 primeros sólo entregando DNI
- Actividades para patinadores en Plaza Canelejas por gentileza de SLIDE IN LINE, tienda de patines.
- Avituallamiento en los miradores de la Cantera gentileza de COCA COLA y como novedad también un segundo avituallamiento en Plaza Canalejas
- Puntos de avituallamiento de agua en diferentes lugares del recorrido gentileza de AGUAS DE ALICANTE

CICLO VÍA

 CICLO VÍA 2


Para ver los reportajes fotográficos, noticias, novedades o hacer sugerencias relacionadas con Ciclovia puedes entrar en

www.cicloviaalicante.com.

La organización de Ciclovía trabaja, ya, en el diseño de la segunda temporada, que arrancará a mediados del mes de octubre con una programación renovada.

P1040003

miércoles, 26 de mayo de 2010

Concurso fotográfico “El Vinalopó, su belleza y sus agresiones”

 

CONCURSO VINALOPÓ 2 nuevo CONCURSO VINALOPÓ

El tema del certamen será “El Vinalopó, su belleza y sus agresiones” en todos sus aspectos (naturales, paisajísticos, históricos, antropológicos…), refiriéndose también a los humedales de su cuenca.

Concursantes y número de obras:

Podrán participar todos aquellos fotógrafos, aficionados o profesionales que lo deseen. Los autores podrán presentar un número ilimitado de obras. Las fotografías sólo podrán ser presentadas por los propios autores.

Técnica, tamaño e identificación:

Los trabajos podrán presentarse en blanco y negro o color, admitiéndose cualquier técnica fotográfica. Cada fotografía se enviará en archivo digital en formato JPG con un tamaño de 1024 píxeles en su lado mayor a la dirección electrónica: fotografiavinalopo@petreraldia.com

Adjunto se enviará un archivo con los siguientes datos:

Nombre y apellidos del autor, dirección electrónica, teléfono de contacto, título de la imagen y lugar de la toma.

Plazos:

Los envíos podrán realizarse desde el sábado 5 de junio hasta las 24:00 horas del martes 15 de junio de 2010 (ambos inclusive) a la dirección electrónica citada.

Jurado:

El jurado estará presidido por D. José B. Ruiz y algunas personalidades de la fotografía.

Selección:

El jurado seleccionará entre las fotografías enviadas 40 de ellas, y solicitará a sus autores el archivo digital original ara la impresión de las mismas, con las siguientes especificaciones: 50×70 cms. con mancha de 38×57 si 2/3 que a 160 ppp da un mínimo de 3590 píxeles en su lado mayor.

Las obras no seleccionadas formarán parte de un archivo para su uso en la defensa del Vinalopó, siempre bajo permiso del autor.

Todos los derechos sobre los archivos digitales permanecerán en propiedad de sus autores.

Exposición:

Con las fotografías seleccionadas se organizará una exposición conjunta con José B. Ruiz, a la que acompañará en los siguientes Encuentros por los municipios de la cuenca del río.

Información:

Las fotografías ganadoras se publicarán en el periódico digital, www.Petreraldia.com . También pueden encontrar en este periódico toda la información referente al I Encuentro del Vinalopó, mediante búsquedas en el buscador de la página, o navegando en las entradas de la sección ‘Mundo Natural’. Igualmente, pueden observar una muestra fotográfica de la exposición ‘Naturaleza Humana’ de José B. Ruiz (www.petreraldia.com/naturalezahumana)

La participación en este certamen supone la aceptación de estas bases, quedando el jurado capacitado para discernir sobre las posibles dudas que pueden presentarse.

Naturaleza Humana

José Benito Ruiz, uno de los más importantes fotógrafos de la naturaleza de España, firma la exposición ‘Naturaleza humana de la Península Ibérica’, que acompaña a la iniciativa del I Encuentro del río Vinalopó y que consta de 40 instantáneas. La exposición reúne algunas de sus obras de trabajos anteriores y anticipa los proyectos en los que anda metido en la actualidad.

Esta obra, que nos invita a reflexionar sobre la similitud que tiene nuestra especie con la propia naturaleza, ha recorrido ya los municipios de Petrer, Elda, Novelda y Pinoso, y los que quedan por venir. La exposición ha sido el hilo conductor que ha guiado esta estrategia de recuperación del Vinalopó y sus humedales, recogiendo información y trabajos de colectivos, fotógrafos, particulares y ayuntamientos sobre el río, organizando además charlas, debates, proyecciones, excursiones y limpiezas, colaborando de esta manera en despertar una conciencia social basada en la necesidad que tenemos entre todos de respetar y conservar nuestro aún vivo humedal.

Ahora, se le ha unido una nueva iniciativa, la del concurso fotográfico del Vinalopó. Las 40 fotografías ganadoras, que el propio Benito Ruiz y otras personalidades fotográficas seleccionarán, acompañarán la exposición Naturaleza Humana.

martes, 11 de mayo de 2010

Emilio Varela y el triunfo del color

 

P1290748

Su timidez – ó quizá gracias a esta – no impidió que el pintor alicantino Emilio Valera inundara sus lienzos con los colores de las montañas, del mar, de calles estrechas, de campos floridos, de árboles frondosos. Le gustaba cargar con su caballete, sus pinceles, su paleta. Por caminos solitarios, por prolongadas veredas, por escarpados senderos. Junto a campos de olivos, de almendros en flor, de algarrobos. Cerca de caserones de labranza, de balsas de aguas dormidas, por la huerta alicantina. Entre callejuelas del casco antiguo de Alicante, del puerto, del Paseo de la Explanada. Bajo el castillo Santa Bárbara y su monte Benacantil. En los pueblecitos del valle de Guadalest, en el palmeral de Elche, en los pueblos costeros de Javea y Calpe. En tantos otros rincones donde Varela captaba con maestría el instante, el color, la luz.

P1030671  P1030682  P1030622

No le gustaba pintar sus cuadros si se sentía observado por extraños, por curiosos. Por esto, buscaba estar sólo, entre bancales, acompañado a veces de amigos y personas del lugar de su confianza que le podían informar de parajes, de sendas, de costumbres. Por esto, cuando pintó calles y plazas, paseos y edificios, el puerto, lo hizo desde altos puntos de observación: la terraza del Ateneo, la torre del reloj del Ayuntamiento, el estudio de Andreu Buforn situado en el Barrio Antiguo, …

P1030627

El ser tímido que llevaba dentro no le impidió rodearse de buenos amigos. Los hermanos Botella durante su infancia, con quienes jugaba a hacer teatro en el desván de su casa, pintando Varela los escenarios. Más tarde, le gustaba la privacidad de las tertulias, como la que tuvo en la trastienda de “La Decoradora”, en la calle Altamira, donde además de comprar lienzos y pinturas de la marca Cambridge y de participar en exposiciones, conversaba de arte con su propietario José Mingot Cremades y con su empleado Pepe Iñesta, ó como la que tenía en el taller del escayolista Ramón Ripoll en la calle San Francisco, a la que acudían, entre otros, el fotógrafo Ángel Custodio, quien un día llevó un número de la revista “La esfera” en cuyas páginas centrales había una gran fotografía de almendros en flor en Guadalest. A todos les despertó la curiosidad por tan bello paisaje y las ganas de visitar este pueblecito de la montaña, con su castillo escavado en la roca. La primera noche que pasó Varela cerca de Guadalest fue en la Fonda de Visenteta, en la calle Mayor de Benimantell, visitando este pueblecito y todos los del valle, además de su entorno.

P1030706panorámica del valle de Guadalest 

pP1030662plaza del pueblo ( Benimantell )

A Emilio Varela estos paisajes le causaron una extraordinaria impresión. Los visitaría en numerosas ocasiones y los pintó en multitud de lienzos. Con diversos tonos de luz y de color según el momento en que era pintado el cuadro. En sus caminatas, en sus excursiones campestres, le acompañaron buenos amigos de su ciudad natal como el compositor Oscar Esplá, el escritor Gabriel Miró, el economista Germán Bernacer, … Todos ellos compartían una sensibilidad especial por este paisaje que les unía, para contemplar los campos de secano escalonados en terrazas, las rojizas tierras labradas de las faldas de las montañas, los chopos cerca de los riachuelos, las pinceladas blancas, marfil y rosáceas de los almendros en flor en primavera, los verdes pinares, el rumor del agua de las fuentes de la sierra de Aitana, los pequeños rebaños de cabras que subían y bajaban por las laderas, … En esta tranquilidad, con este sosiego, se inspiraban sus conciencias, se alteraba su imaginación. Se aceleraban sus ansias de pintar, en el caso de Varela, de llenar el lienzo de colores donde la naturaleza era protagonista con sus diferentes tonalidades.

P1030657 valle de Guadalest

Varela no sólo es conocido por los bellos paisajes de estos terruños, de los campos de la Condomina, de los pueblos de la costa, sino también por sus bodegones y sus retratos. Cuando necesitó de la figura humana para plasmar sus sensaciones en un cuadro, su timidez le hizo recurrir muchas veces a sí mismo, por eso se conocen más de un centenar de autorretratos desde su época de adolescente hasta poco antes de su fallecimiento.

P1030667 Emilio Varela con cuarenta años

P1030686

autorretrato de Emilio Varela en su adolescencia

P1030613

P1030616

P1030684

autorretrato de Emilio Varela en 1951

En la obra de Emilio Varela descubrimos su facilidad para captar los tonos, el detalle de los colores, el instante de la naturaleza. En su fase aprendizaje, uno de sus maestros, el famoso pintor Joaquín Sorolla, ya le dijo al padre de Varela, cuando este le preguntó en el Hotel Samper de Alicante en el verano de 1905 si su discípulo progresaba en su Estudio de Madrid, que “demasiado”, que le “estaba robando el color”. Y esta facilidad de captar los colores de la naturaleza, de la ciudad, del mar, y plasmarlos con sencillez en sus cuadros, es su seña de identidad. Como lo es también que en sus paisajes y bodegones gustaba de realizarlos en una sola sesión. Disfrutaba tanto cuando pintaba que no dejaba de hacerlo hasta terminar el cuadro. La paleta en una mano, los pinceles en la otra. Estos los cogía muy cerca de las cerdas. Incluso sus dedos llenos de pintura llegaron a acariciar muchas veces el lienzo, recorriéndolo con tonalidades diferentes. Tal era su pasión, su deseo, su excitación, sus ganas de plasmar lo que corría por su mente, que llenaba el lienzo con emoción, sin descanso, hasta terminar la obra.

P1030618

P1030621

P1030628

P1030629 

P1030650

P1030693

Muchas de estas, algunas de colecciones particulares, podemos disfrutarlas en la Exposición que el Ayuntamiento de Alicante expone en la Sala de Exposiciones de la Lonja de Pescado hasta el 15 de mayo de 2010. Un verdadero homenaje a uno de los mejores pintores del siglo XX. Con esta importante exposición ha nacido un clamor popular entre la ciudadanía alicantina para reivindicar a Emilio Varela y su pintura. Una iniciativa ciudadana que está despertando voluntades para solicitar al Ayuntamiento un museo permanente de Emilio Varela. Protagonistas de esta iniciativa son Roche Cárcer, Rosa Monzón y Eduardo Lastres. Aunque no es una reivindicación nueva. En su libro “ Valera y su entorno. Notas para una biografía”, editado en 1979, José Bauzá manifestaba que “cuando su perfil de pintor no ha hecho más que agigantarse, …, nosotros continuamos negándole la atención y el respeto que su obra y el recuerdo de su persona merecen. No hemos habilitado un museo que custodie y conserve sus cuadros. No hemos escrito todavía su biografía definitiva, ni elaborado el catálogo completo de su obra. ¿Se nos ha ocurrido dedicarle un documental cinematográfico, un corto, que evoque su personalidad, su paso por la vida, y que nos permita, por lo menos, …, proyectar cada vez que lo deseemos una antología de sus telas y cartones?”. Hoy esta pregunta y esta petición y este deseo y esta inquietud, siguen abiertas. ¿Hasta cuándo?.

Obras consultadas:

“Varela y su entorno. Notas para una biografía”, de José Bauzá

“Emilio Varela, 1887-1951”. Catálogo de la Exposición “Centenario de Emilio Varela”, que en Noviembre-Diciembre de 1987, realizó la Caja de Ahorros de Alicante y Murcia.

jueves, 6 de mayo de 2010

la Plaza del Comercio (Plaça do Comercio) en Lisboa

 

Junto al embarcadero en donde amarraban los navíos que llegaban de las colonias cargados de mercancías, de tesoros, de sueños cumplidos, de ambiciones. El mismo embarcadero desde donde hoy salen embarcaciones llenas de turistas para navegar sobre el Tajo y ver Lisboa desde este río que muy pronto se convierte en mar.

En el mismo terreno donde estaba el antiguo Terreiro do Paço Real. Un gran espacio abierto, una gran plaza, un amplio punto de encuentro. Fachadas iguales y porticadas por tres de sus lados, con multitud de ventanas abiertas al mar.

P1310397

P1310399 

Proyectada en 1758, seguramente es una de las plazas lisboetas más bellas. De forma rectangular y con grandes dimensiones. Plaza que se comunica con la ciudad a través de un gran arco de triunfo diseñado este por el arquitecto Santos de Carvalho para celebrar la reconstrucción de la ciudad después del gran terremoto de 1755.

P1310406

Arco que se alía con la calle principal de Lisboa, cuyo nombre es Rua Augusta. Arco lleno de alegorías. Virada hacia el sur, la Gloria corona el Genio y el Valor. Están representados los ríos Duero y Tajo. Nuno Álvares Pereira, fundador del Convento do Carmo. Viriato, héroe de grandes proezas. Vasco de Gama, el descubridor del camino marítimo para India. El ministro Pombal, quien reconstruyó la ciudad después del devastador terremoto del año 1755.

P1310392

P1310347

En medio de la plaza, una estatua ecuestre del rey D. José I, obra de Joaquim Machado de Castro, la primera fundida en bronce en Portugal. El 22 de mayo de 1775 comenzó su traslado desde el Arsenal del ejército a su nuevo emplazamiento. Durante tres días, participaron más de mil personas que se turnaron para empujar el carro en el que se había puesto la estatua para su transporte. Cuenta la tradición que entre ellas se encontraban personas de elevada condición que quisieron participar en este traslado. El 27 de mayo fue instalada en su pedestal. El 6 de junio, cumpleaños del rey, se inauguró de forma oficial con una gran celebración.

PORTUGAL 057

En el convento de la Nossa Senhora de Jesús un grupo de franciscanos leyeron varios escritos para el caso en prosa y en verso. Se recopiló en un infolio bellamente impreso por la Regia Oficina Tipográfica, Academia tiene por título. En el hay bellos pasajes como el epigrama, inspirado en la estatua ecuestre, del autor Fr. Alexandre Gouvea:

“ No imágenes cantéis de las deidades,

Oh vates, ó a las Troyas arrasadas:

José no las arrasa, alza ciudades,

Y las hace celebradas;

Si los Divos domaran las maldades,

José a todas las deja desbeladas:

¿De este brazo el poder te hace pasmarte?.

Sólo su efigie aterroriza a Marte”.

PORTUGAL 059

PORTUGAL 060

Este mismo autor escribió elogios para el escultor Machado de Castro:

“Una mano feliz ha imitado en el bronce al glorioso Monarca.

¡Qué asombro!. De Natura ha sido par el arte”.

También hubo elogios para Lisboa, del epigrama griego de Fr. Vicente Ferreira:

“ En oro, en armas es esta Ciudad

Grande. Marcios varones la elogiaron.

Danle fama edificios ricos, torres.

El riquísimo Océano, el ancho río.

Tiene gran copia de famosas naves

Que le guarda un ilustre, fuerte puerto.

Es mucho, más el bronceo monumento

De tu gran rey te dobla el ornamento”.

PORTUGAL 061

Pasear bajo los arcos porticados, junto a la estatua ecuestre del rey D. José I en medio de la plaza, cerca del embarcadero y de la brisa casi marina del Tajo, recordando estos y otros acontecimientos de la historia de Portugal. A veces tan cercana, otras más lejana. Pero siempre entrañable y amable, con la música pronunciada por las palabras portuguesas que brotan de los labios de tantas mujeres y hombres que escriben su historia con sus pasiones, con sus miserias, con sus grandezas. Siempre con sus esperanzas renovadas en ese futuro prometedor que les canta la tradición y que algún día verán llegar de manos de D. Sebastián, su desaparecido rey en tierras lejanas del norte de África, que un día volverá.

P1310401 

Fuentes:

“Lisboa”, de Ángel Crespo

“Lisboa, Cascais, Sintra. Decurso Fotográfico”, de F. Monteiro Fernandes

entrevista a Pascual Rosser Limiñana sobre sus novelas

En su libro, Más allá del horizonte, habla del exilio forzoso al que, como vemos en televisión, se ven obligados millones ...

entradas populares