Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2010

7ª Feria de San Miquel 2010, en Benifato

Imagen
Es la dulzaina y el tambor quienes quiebran las tranquilas calles de la tarde de este bello pueblo. Son sus alpargatas las que caminan sobre este suelo empedrado. Es su indumentaria la que cambia el paisaje urbano de esta población que se ha vestido de fiesta para celebrar la 7ª Feria de San Miquel (San Miguel Arcángel), patrón de esta localidad, para la promoción de la artesanía y la gastronomía de Benifato. Pueblo del Valle de Guadalest, en la provincia de Alicante.Otro año, Benifato recibe a sus visitantes engalanando sus calles. Telas de colores cuelgan de fachada a fachada, dando sombra y colorido. Como brazos que acogen a sus invitados, que abrazan a los testigos que queremos disfrutar de su hospitalidad, que nos dan la bienvenida. Nunca me cansaré de caminar por estas calles tan cargadas de historias cotidianas, de esas anónimas y quedas que se lleva el viento. De esas anécdotas sin protagonismo que marcan la personalidad de sus pobladores. Calles cargadas de ilusiones. Calles …

primera visita del poeta Miguel Hernández al Ateneo de Alicante (1933)

Imagen
Cuando lees las peripecias de la vida del poeta Miguel Hernández y te involucras con su realidad, vives intensamente sus acontecimientos. Sabiendo como sabemos lo qué ocurrió en España a partir de 1936 con el golpe de Estado del General Franco, la Guerra Civil, su dictadura de casi cuarenta años, la historia de Miguel Hernández recorre veloz por mi memoria. Porque nació el 30 de octubre de 1910, durante su intensa y corta vida (murió el 28 de marzo de 1942) su prosa, sus versos, viajaron por muchos pueblos y ciudades de España encontrando un rincón en el seno del hogar de muchos españoles. Miguel HernándezPorque Miguel Hernández nació de la tierra, creció entre los peñascos por donde pastaban los rebaños de cabras de su padre, vivió refrescándose en la vega del caudaloso río Segura de entonces, se empapó de la educación que recibió de los Jesuitas mientras pudo y empezó a escribir. De la nada nacieron sus versos, del aire tomó su inspiración. Y poco a poco, con el apoyo de algunos ami…

llenarán el camino de pinceladas de colores

Imagen
Son los campos los que están cambiado. Son sus colores los que están mudado de piel. Es la tierra húmeda la que pisamos, la que deja huella en esta hora vespertina. Son las ramas de los árboles las que irán quedando desnudas. Son sus hojas las que llenarán el camino de pinceladas de colores. Porque ya es Otoño, esa estación tránsito entre el rigor de los calores del verano al rigor de los fríos del invierno. Es en la ciudad donde mudan también los ruidos,  las calles vuelven a poblarse de estudiantes menudos que se han incorporado a clase en un nuevo curso, las paradas de autobús se pueblan de funcionarios que usan el transporte público para ir a trabajar, las fábricas recuperan sus turnos, los bancos sus ofertas de hipotecas, ... Todos recuperamos el aliento de horas pasadas, dejadas atrás, como un recuerdo, con un adiós. Todos volvemos a la rutina, al trabajo, a la vida. En el campo y en la ciudad la luz parece que se extingue antes, antes se marcha el sol, antes llega la noche. Y e…

Paraguas por la Paz

Imagen
La Paz. ¡Qué palabra tan pequeña, pero tan grande de contenido!. Tan corta, pero de ámbito y significado internacional en este mundo imperfecto. Nunca será dicha demasiadas veces. Nunca olvidada de nuestro vocabulario. Nunca dejada de lado. Nunca, porque nos recuerda que somos muchos los que la llenamos de contenido. Pero muchos otros los que le dan sentido, porque son muchos los que atentan, los que violentan, los que hacen daño, los que asesinan, los que odian. Y somos muchos más los que queremos vivir en paz.Después de los atentados en EEUU un 11 de septiembre de hace 9 años muchos niños quedaron huérfanos. En mayo del 2002, 38 de esos niños y niñas se reunieron durante tres días con el pintor irlandés-americano Matt Lamb en un taller de arte en Washington DC. Les pidió que pintaran en paraguas sus sentimientos y sueños en coloridas y diferentes maneras. Posteriormente, presentaron sus trabajos en un desfile en la Colina del Capitolio y visitaron la Casa Blanca. Desde entonces, más…

Ares del Bosque

Imagen
Mi amigo Juan me contaba que su abuelo era amigo de contar historias a la luz de la lumbre en invierno, de las estrellas en verano. Mientras los leños se retorcían, brincaban, crujían. Mientras estrellas fugaces iluminaban el cielo de la noche, su abuelo meditaba lo que iba a contar. Se acariciaba la barba, carraspeaba y comenzaba a narrar. A su alrededor, sus nietos. Embobados, escuchaban sus relatos con atención. En muchas de estas ocasiones era protagonista el caserío que le vio nacer, los bancales por donde jugaba, el riachuelo donde se bañaba en verano. Ares del Bosque es como se llamaba y se llama ese grupo de casas unifamiliares que se apiñaban y se apiñan alrededor de la Iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles y junto a un gran caserón, del s. XVI, casa palacio del Marqués del Bosch, título nobiliario que fue y sigue siendo propietario de grandes extensiones de terreno en la provincia de Alicante. Como su abuelo, muchos se marcharon a otros lugares en busca de un mejor porven…

la vida desnuda

Imagen
Hablando con mi hija Myriam de las ultimas películas que hemos vistos juntos este verano me comenta que, cada vez mas, le gustan las películas reales. Las que cuentan la realidad de la vida. No la que muchas veces nos quieren inculcar los mas media o las empresas cinematográficas influenciadas por las modas, la ideología, la actualidad. Lo comparto totalmente. Ella lo llama La vida desnuda. Y, sin saberlo, ni proponérselo, me ha dado el titulo de este articulo. Aunque a veces no lo quiera ver, mi hija ya no es una niña. Ha madurado más deprisa de lo que me parecía. Esto hace que su visión de las cosas sea más real,  como la vida misma. Y es lo que dice. Muchas películas nos enseñan la pobreza, el hambre, la violencia, la droga, la marginación, ... Son realidades que no nos son ajenas, que no podemos darles la espalda. Ni quiere, ni queremos ocultarlo. Es la vida desnuda. La vida real. La que duele, la que amarga, la que desespera, la que hace llorar. Aunque a veces nos quieran ocultar…