viernes, 19 de agosto de 2011

¡Vive tu castilo!. Mercado Artesano. Visitas teatralizadas. Castillo Santa Bárbara de Alicante.

 

Alicante Vive tu Castillo 

Entre nobles muros del castillo Santa Bárbara de Alicante. En su patio de armas, un mercado artesano. Comestibles, objetos de adorno, indumentarias de verano. Frutos secos, miel, horchata artesana, granizados naturales diversos, … Sortijas, pulseras, collares, caretas, … Abanicos, sombreros, pareos, blusas, alpargatas,  … Artesanos que han trasladado su taller y sus manualidades a estas paredes por donde antaño otros pasaron antes refugiados de los ataques piratas ó de Armadas de otros países que ambicionaban esta atalaya y las riquezas de esta población.

P1380673 P1380675

 P1380616 P1380622

P1380625 P1380639 P1380644

Visitas teatralizadas. Hombres y mujeres con ropajes de otros tiempos que ambientan la historia con un lenguaje fácil y casi infantil que hace reir a los más pequeños, sonreir a los más adultos. Alfonso X el Sabio, Jaime I, reyes que expulsaron a los moros de estas murallas. Batallas de otros tiempos, luchas por salvar la vida y sembrar un porvenir.

P1380664 P1380742 P1380761

En un marco extraordinario como es este castillo. Que no rivaliza porque no quiere con el otro castillo de la ciudad, el de San Fernando. Y no rivaliza porque este es el castillo de Alicante, el más visitado, el más querido, el que se recorta sobre el mar, el que tiene más hazañas que contar desde sus almenas, el que nació con la ciudad, el que la defendió desde sus orígenes.

P1380731 P1380720 

Bien merece caminar por sus empinadas cuestas, por sus murallas, bajo sus arcos, junto a sus torres, garitas y cañones que otean el horizonte ahuyentando al enemigo, si lo hubiera. Bien merece una visita en familia, admirando los vestigios del pasado y el MUSA, el Museo de la Ciudad de Alicante. Con un refresco tomado en uno de sus dos chiringuitos ó desde la cubierta de madera de su cafetería, como si estuvieses en un barco mirando al mar ó a las cercanas montañas. Bien merece ver el declinar el día y las primeras lucecitas de la ciudad con la puesta de sol, desde este castillo.

P1380705

 P1380744 

Para más información, visita: http://elviajerovirtual.blogspot.com/2011/07/alicante-vive-tu-castillo-2011-mercado.html

martes, 9 de agosto de 2011

anfiteatro romano en Tarragona

 

Aplausos, gritos, emociones. Lo que poco antes era el rumor de las olas al acariciar la playa, ahora era el rugir del pueblo llano el que aclamaba la presencia de sus líderes en la arena. Los gladiadores. Esos que luchaban con las fieras traídas de África. Leones, tigres, búfalos, … Para medir sus fuerzas contra ellas, para demostrar su valor, para defender su vida. También luchaban entre ellos. Para demostrar quien era el más fuerte, el más audaz, el más rápido, el más ágil, ...

P1180988 P1180987 P1180983 (1)

Esto es lo que les cuento a mis hijos. Estamos sentados en una de las gradas del anfiteatro romano de Tarragona. Imaginando qué se hacía en el anfiteatro entienden mejor lo que tenemos delante. Las gradas desnudas de personas, la arena vacía, restos de columnas del escenario, … En nuestra imaginación oímos el griterío, sentimos la emoción del momento, aplaudimos la destreza del hombre sobre la bestia. Con la ventaja que hoy no hay sangre porque tan sólo son imaginaciones nuestras que nos hacen vivir un acontecimiento de hace miles de años.

P1110804

Este anfiteatro se construyó durante la segunda mitad del siglo I. De forma elíptica se aprovechó la pendiente del terreno, excavando en la roca parte de sus gradas (cávea). Con capacidad de casi 14.000 espectadores. Tiene dos partes: la arena y las gradas. La cávea se organizaba en tres niveles según la categoría social del espectador: las tres gradas del nivel inferior estaban destinadas a las clases más privilegiadas, el segundo nivel (10 gradas) para la clase media y las 11 gradas superiores para ser ocupadas por el pueblo llano.  Se construyó a las afueras de la ciudad junto a la Vía Augusta, muy cerca del mar. Fue uno de los edificios dedicados al espectáculo, junto con el teatro y el circo, lo que demuestra la importancia de esta ciudad romana.

P1110812 P1110805

Además de los espectáculos con gladiadores, el anfiteatro se utilizó para las ejecuciones de las sentencias a muerte. Como la que ocurrió el 21 de enero de 259 cuando fue quemado vivo San Fructuoso, primer Obispo cristiano de Tarragona. Por esto, una vez desaparecido el Imperio Romano, se construyó en la arena del anfiteatro una basílica visigótica, transformada en el s. XII en la iglesia románica de Santa María del Miracle, actualmente en restauración.

P1110807 P1110815

Para saber más, visita: http://www.tarragona.cat/som-patrimoni/monuments

(1) Recreación lucha de gladiadores Roma-Terra Mítica.

lunes, 8 de agosto de 2011

Cuando salgo a navegar quisiera …

 

Cuando salgo a navegar quisiera que la brisa marina se llevara para siempre todos los problemas, a todos los especuladores, a los sin razón, egoístas y vengativos. Pero como por desgracia esto no puede ser, al menos volveremos con la mente más clara. Porque el mar tanto nos dio y tanto nos da. Disfrutándolo hoy como tripulantes invitados del Cuscanelles, gracias a la hospitalidad de su Capitán.

P1330665

Si desde tierra muchos rincones de la costa son bellos parajes, desde el mar aún lo son más. El tiempo y las inclemencias climatológicas los han ido moldeando, dibujándole calas y bellos rincones donde disfrutar de un baño relajante lejos de las aglomeraciones de las playas.

P1330592

Desde cubierta nuestros hijos, nosotros mismos, nos dejamos zambullir en las aguas cristalinas. Pequeños pececillos de colores se deslizan entre las algas del fondo. Con gafas de buceo todo parece más cerca, al alcance de nuestras manos. Y sin embargo, esos pececillos, tan diminutos, nadan tan deprisa que son inalcanzables por los niños y por nosotros. No todo es lo que parece.

P1330604

Sobre nuestras cabezas vuelan unas gaviotas que parecen más traviesas que hambrientas. Juegan con el viento, giran, revolotean y gritan. Finalmente, se dejan caer en picado sobre las olas. Poco después las vemos salir del mar con su presa en el pico. Certeras, con un asombrosa puntería. A lo lejos la luna, señorea el cielo azul con su presencia.

P1330719

De regreso, las olas parece que acunan el casco del barco. Tumbados en la proa mi mujer y yo, acurrucados, adormilados, vemos a lo lejos las primeras lucecitas de las casas de la ciudad. El día declina. La costa se ha ido dorando con la puesta de sol.

P1330723

viernes, 5 de agosto de 2011

Hacienda La Boticaria, a 20 kms de Sevilla

 

En un ambiente rural incuestionable. Rodeados de amplias laderas de hierba por donde unos toros pastan, corren y se preparan para la lidia. Cerca de canteras de donde se extrae el albero, arena que cubre el lecho de la plaza de toros de la Maestranza de Sevilla. Entre árboles de altas copas y gran porte. Junto a un lago artificial. Con un campo de golf de prácticas. Lo que fue una importante Hacienda, con su picadero de caballos, hoy es un hotel de lujo.

P1370207

P1370208  P1370177

Aprovechando estas instalaciones y añadiéndole otras edificaciones más modernas para habitaciones y un spa, se ha conseguido integrar lo antiguo y lo nuevo con un gran equilibrio. Predominan en sus fachadas los colores amarillo albero y el rojo bermellón. Con seis patios, llamados de la Paz, de las Fuentes, de los Ángeles, de Palmeras, de los Vientos y de los Caballos, construidos y decorados al mejor estilo andaluz con sus arcos de medio punto ó con sus fuentes ó con su vegetación de palmeras ó limoneros.

P1360355

En el término municipal de Alcalá de Guadaira, a unos 20 kms de Sevilla. Si la capital hispalense no estuviese tan cerca bien podríamos pasar las horas en sus amplios y cómodos salones, en sus patios, en sus jardines, en sus piscinas (al aire libre ó cubierta), en su spa.

P1360363

P1370042

Pero Sevilla también tiene su atracción. Las callejuelas de su casco antiguo, la judería, la Giralda, los Alcázares Reales, la plaza de España, la torre del Oro, el barrio de Triana, el fino, el jamón serrano, los pescaditos fritos, … Y como Sevilla tira de nosotros vamos a visitarla, aunque nos reciba con rayos y truenos, aunque llueva tan intensamente que tengamos que refugiarnos en un bar. Hacemos tiempo tomando un rebujito, que es el fino con seven up ó sprite, recomendado por Aurelio, bebida refrescante que rebaja los grados del fino. Pero la lluvia dura menos que varias copas de rebujito por lo que podemos disfrutar de los alrededores de la catedral, de las murallas de los Alcázares Reales, del barrio de Santa Cruz y de la judería.

P1360427

P1360438 P1360454

Estos ratos son muy gratos. Interrumpen por unos días la rutina cotidiana. Y que mejor que hacerlo con mi mujer y entre buenos amigos con los que acompañar estos momentos entrañables. Invitados por el Grupo Catalana Occidente.

P1370297

P1370299

Para saber más de:

* El hotel Hacienda La Boticaria y su ubicación, visita: http://www.hilton.com/en/hi/promotions/hi_laboticaria_es/index.jhtml?WT.srch=1

* Sevilla, visita: http://www.visitasevilla.es/

plaza y fuente de los Luceros en Alicante

En un lugar singular de la ciudad de Alicante, que lo es y que fue así proyectado para que lo fuera, se encuentra la plaza y fuente de Los ...

entradas populares