lunes, 23 de junio de 2014

"Esencia", Hoguera Oficial 2014, Hogueras de San Juan en Alicante



Un año más la plaza del Ayuntamiento es protagonista porque es el lugar donde se planta la Hoguera Oficial 2014, punto de encuentro y de acogida a oriundos y extranjeros de esta tierra hospitalaria.




Este año, esta Hoguera se titula “Esencia”, esencia de un pueblo mediterráneo y abierto a las diferentes culturas que han traído sus aguas y que han ido conformando el carácter del alicantino. 

La Hoguera tiene en su parte central un remate de 18 metros de altura y dos mil kilos con una gran flor de doce pétalos que se abre alcanzando los 12 metros de diámetro. En opinión de Pedro Espadero, su constructor es una obra "que llegará al corazón de quienes la vean, la hoguera ofrece a través de varias escenas los distintos aspectos que han influido en los alicantinos para ser lo que son".




La Hoguera destaca por su cromatismo evitando los colores grises y plasmando una explosión de colores alegres a partir del blanco, a propuesta del artista Joaquín Rubio. Esta Hoguera tiene un presupuesto de 90.700.- eu-



LAS FOTOS SON DEL AUTOR DE ESTE BLOG

las Abdicaciones en el Reino de España



Según la Real Academia de la Lengua Española, institución creada por el rey Felipe V el 3 de octubre de 1714, la palabra “abdicación” significa renunciar ó ceder los derechos de un rey. Como lo que hizo el rey D. Juan Carlos a favor de su hijo Felipe de Borbón el pasado 2 de junio. 

No es la primera abdicación es España. Ha habido otras por diferentes motivos y conviene recordarlo porque forma parte de nuestra historia. 

Abdicó el rey Carlos I de España y V de Alemania a favor de su hijo Felipe II de España y de su hermano Fernando y se retiró en el Monasterio de Yuste, en la provincia de Cáceres, hasta su fallecimiento. Felipe V, primer rey Borbón, abdicó el 10 de enero de 1724 a favor de su hijo Luís I, con la intención de retirarse al Palacio de La Granja de San Ildefonso, cerca de Segovia, aunque por la muerte prematura de Luis I volvió a ejercer de rey a partir del 7 de septiembre del 1724 hasta su muerte, siendo uno de los reinados más largos de la historia de España. 

La siguiente abdicación fue la de Carlos IV a favor de Fernando VII después del motín de Aranjuez en protesta de los abusos de poder de Godoy. Posteriormente, reunidos en Bayona Carlos IV y Fernando VII, cediendo a las presiones de Napoleón, incluso sobre su integridad física, se abdicó a favor de José Bonaparte I, hermano de Napoleón. Previamente, Fernando VII convocó desde Bayona al Concejo de Castilla para que gestionara el poder administrativo de España. Este Concejo de Castilla no aceptó a José Bonaparte iniciándose la Guerra de la Independencia con la reposición de Fernando VII después de la derrota de Napoleón en España. 

Posteriormente, Isabel II abdicó en 1870 desde el exilio a favor de quien sería Alfonso XII. Otro rey, Amadeo de Saboya abdicó el 11 de febrero de 1873 impotente ante la división política que sostenía el sistema político de ese momento.

Alfonso XIII renunció a la Jefatura del Estado el 13 de abril de 1931 cuando los partidos republicanos ganaron las elecciones municipales en algunas de las ciudades más importantes de España como Madrid, Barcelona ó Sevilla. Fue un gesto del rey para evitar derramamiento de sangre entre españoles republicanos y los que no lo eran. A su vez, abdicó de la Jefatura de la Casa Real el 15 de enero de 1941 a favor de su hijo D. Juan de Borbón. 

D. Juan de Borbón, Conde de Barcelona, renunció a los derechos dinásticos el 14 de mayo de 1977 a favor de su hijo Juan Carlos, ya siendo este rey de España con el nombre de Juan Carlos I, manifestando las célebres palabras emocionadas de "Majestad, todo por España. Viva el rey. Viva España".

La última abdicación es la del rey Juan Carlos el 2 de junio de 2014 a favor del actual rey de España Felipe VI, en un acto de generosidad después de 39 años de reinado, habiendo sido la época de mayor prosperidad de la historia de España. Abdicación ésta regulada en la Constitución Española de 1978 y aprobada por las Cortes Generales. En su discurso de abdicación manifestó, entre otras cosas que “Hoy merece pasar a la primera línea una generación más joven, con nuevas energías, decidida a emprender con determinación las transformaciones y reformas que la coyuntura actual está demandando y a afrontar con renovada intensidad y dedicación los desafíos del mañana”.

sábado, 14 de junio de 2014

Reino, Imperio y bandera de Brasil




Que Brasil fue Imperial y que tuvo un Emperador es tan desconocido por muchos como el origen de los colores de su actual bandera. Estos son fruto de la imaginación de Pedro I, Emperador de Brasil. 

El reino de Brasil dependiente de la Corona de Portugal se independizó de esta el 7 de septiembre de 1822 pasando a llamarse Imperio de Brasil. Su Emperador, Pedro I, ideó la bandera con un rectángulo con un campo verde que representa la Casa de Braganza, Casa de los Reyes de Portugal, y un rombo amarillo en medio que se identifica con los Habsburgo, familia de su mujer María Leopoldina. En medio de este rombo puso el escudo imperial.

Brasil, colonia de Portugal, fue – también – Reino, antes que Imperio, cuando a él se trasladó la Familia Real de Portugal y la Corte cuando Portugal fue invadida por el ejército de Napoleón en 1808. Liberado Portugal de Napoleón, Brasil pasó a formar parte del denominado Reino Unido de Portugal, Brasil y Algarve. 

Cuando Juan VI, rey de Portugal, regresó a Lisboa desde Río de Janeiro, el 25 de abril de 1820, dejó como regente en Brasil a su hijo Pedro quien, ya he contado, fue nombrado Emperador de Brasil apoyado por los nacionalistas.

La actual bandera de Brasil tiene su origen en el Imperio de Brasil pero cambia porque se le añadió un disco azul (en vez del escudo imperial) que representa el cielo de Río de Janeiro con 27 estrellas (inicialmente eran 21) de uno de los distintos Estados y el Distrito Federal. Cruza el disco una cinta con la leyenda en portugués “Ordem e Progresso” (Orden y Progreso).

viernes, 13 de junio de 2014

Portal de Elche, en Alicante




Por el casco urbano de Alicante. En lo que fue plaza de las horcas, junto donde estuvo el torreón de San Bartolomé, extramuros de las murallas que cerraban la ciudad antigua a la orilla de lo que hoy conocemos como la Rambla de Méndez Núñez, colindante a lo que fue la Puerta de Murcia ó de Orihuela por nacer el camino que marchaba en esas direcciones, que también se llamó plaza de Fernando VII ó de la Constitución ó del General Franco. Hoy su nombre es Portal de Elche.




Tantos nombres vistieron la plaza de muchos contenidos. En 1869 D. Eleuterio Maisonave plantó en su centro lo que llamó el árbol de la Libertad. En 1881 D. José Carlos de Aguilera, marqués de Benalúa, instaló una fuente en su centro para traer las aguas de La Alcoraya. Hubo kioskos de prensa en sus ángulos. Muchos años después se instaló en su centro la escultura “La Estrella” de Eusebio Sempere que, posteriormente, se trasladó a la plaza de La Estrella junto a El Corte Inglés de la Avenida de Maisonave. Finalmente su centro fue ocupado por un kiosko copiado de otro que se construyó en esta plaza y en su interior se instaló una oficina de turismo. Pero no fue este su último destino porque hoy el kiosko es la sede de un bar cafetería rodeado de enormes y centenarios ficus. 


Situado en el centro del casco antiguo, en un cruce de caminos de antes, carreteras de ahora, en un lugar de tránsito obligado para moverte por esta parte de la ciudad, el Portal de Elche es punto de encuentro, lugar de referencia de la ciudad de Alicante. Dos poblaciones que siempre se han mirado de reojo en vez de ir de la mano en sus reivindicaciones estructurales, urbanísticas, con el arco mediterráneo, … Alicante y Elche tienen mucho que ver por estar tan cerca, menos de 30 kms las separan, por su gran hospitalidad, emprendedoras cada uno en lo que mejor saben hacer uno en relación con el turismo y los servicios, otra con la industria del calzado.


 En este rincón alicantino bien merece una parada para recuperarse del paseo urbano, de los calores del verano ó de los fríos de enero. Un lugar idóneo para la tertulia y el sosiego con un refresco en una mano y la imaginación y la palabra en la otra. Un sitio donde dejar correr el tiempo entre el recuerdo de lo que fue y ha sido esta plaza, de lo que es hoy y quizá siga siendo mañana. 

viñetas de actualidad

La prensa escrita cuenta la realidad con palabras y con fotografías. Pero hay otra forma de contarla a través de las viñetas por las que di...

entradas populares