Entradas

Mostrando entradas de junio, 2016

Legado. Hoguera Oficial Alicante 2016.

Imagen
“Legado” es el título de la Hoguera Oficial 2016 de las fiestas mayores de Alicante. Una representación de color, cartón piedra y mucha imaginación del sentir de un pueblo. Los mensajes están escritos en valenciano con comentarios y críticas sobre el escaso cuidado de los alicantinos y sus autoridades con el legado que dejaremos a las generaciones futuras.


Como se indica en uno de los carteles de la Hoguera define “Legado” como “lo que somos, lo que sentimos, nuestro patrimonio, nuestra cultura, las tradiciones heredadas de padres a hijos, la ciudad traspasada de Mediterráneo de Gabriel Miró. Todo es un legado recibido que ha forjado nuestra esencia. El legado que ahora debemos recoger y entregar a nuestros hijos. Para seguir siendo nosotros mismos. Para construir el futuro.
En la foguera aparecen fotos de personas, nacidas en Alicante, que dejaron un gran legado en la ciudad, incluso de quienes lo han recogido en la actualidad. Ni están todos los que son, ni son todos los que están”.

llegar a puerto

Imagen
Una de las peores cosas que pueden pasar después de una placentera travesía, es llegar a puerto. Siempre quieres más, seguiríamos navegando muchas más millas.Virar, trasluchar, navegar de ceñida, de través o de empopada ... Sobre las aguas de este Mediterráneo u otros allende los mares. Lo importante es navegar y navegar entre amigos.Y si volvemos a puerto es porque hay otra vida más allá del muelle en tierra firme, porque tenemos familia que no embarca con nosotros, porque hay que llenar la bodega de provisiones, porque tenemos una avería, porque hay que cargar el depósito, ...Pero lo dicho, después de una placentera travesía, lo peor es llegar a puerto. Aunque si el regreso es durante el atardecer, la añoranza sobre las horas recientemente navegadas se diluyen un poco mientras disfrutamos de los colores dorados del ocaso.

entre Palermo y Mesina, en un lugar del Mediterráneo

Imagen
En un lugar del Mediterráneo, entre Palermo y Mesina, un atardecer espectacular desde la cubierta del velero.En esta inmensidad, 65 pies flotando entre las olas, allende los mares. Desde la cubierta, el viento y el mar. El sonido del casco en su travesía, de las velas, de las aguas sobre las que navega el velero.Sobre estas mismas aguas por las que antaño navegaron comerciantes y conquistadores, aventureros todos, como ahora, en busca de un horizonte. Navegando muchas millas con esa sensación de bienestar que da la navegación a vela.Entre dos ciudades llenas de historia, Palermo y Mesina, por donde antes, mucho antes, otros españoles dejaron su  huella. Estas dos ciudades destacaron cuando las naves del Reino de Aragón conquistaron estas costas para proteger su comercio marítimo por el Mediterráneo, también cuando fueron parte de España reinando los Borbones.Entre tanta historia en común, entre tanto anhelo de encontrar tu propia Ítaca, el mar y el cielo visten de rojo la mirada, anun…